Ni un solo día con buena calidad del aire en la ZMVT

Condiciones han sido regulares y malas. En diciembre y enero, la RAMA pronostica que sean "extremadamente malos".
Contaminación del aire, atmosférica, atmósfera, smog, partículas suspendidas, Toluca.
El reporte hasta octubre abarca condiciones de solo tres áreas. (Tania Contreras)

Toluca

En lo que va del año no se ha registrado un solo día con buena calidad del aire en el Valle de Toluca. De acuerdo a la Red Automática de Monitoreo Atmosférico (RAMA), de la ZMVT, las condiciones se centran en un nivel regular y malo, aunque en diciembre y en enero se llegan a presentar jornadas "extremadamente malas".

El reporte de 2016 cubre hasta el mes de octubre. El de noviembre será público en estos días, una vez procesada la información. Con lo existente y los reportes de años anteriores se observa que en inverno favorece la presencia de mayor concentración de contaminantes en diversos puntos del Valle.

TE RECOMENDAMOS: En 2015, París, Madrid y CdMx, sin autos a diésel

Este seguimiento de la ZMVT integrada por 22 municipios, no es tal porque en realidad la red solo mide lo que ocurre en siete zonas de Toluca, Metepec y Toluca ya que las estaciones están en la Nueva Oxtotitlán, Toluca Centro, Metepec, Ceboruco, San Mateo Atenco, Aeropuerto y San Cristóbal Huichohitlán.

En esta región el principal problema son las partículas menores a 100 micras y a 2.5, que pueden viajar y alojarse fácilmente en los pulmones causando problemas respiratorios.

Los niveles de ozono en varias ocasiones se registra como alto; no así el bióxido de nitrógeno, el monóxido de carbono y el bióxido de azufre, donde los niveles van de buenos a regulares en algunos casos.

Las unidades miden bióxido de azufre, bióxido de nitrógeno, monóxido de carbono, ozono y material particulado (PM10y PM2.5), bajo normas oficiales mexicanas.

TE RECOMENDAMOS: Local, no federal, combate al cambio climático: CdMx

En su página web, la Red puntualiza que la contaminación ambiental puede ser dañina para la salud y se convierte en uno de los principales problemas de las grandes ciudades, debido al desarrollo urbano, industrial y humano.

Explica que "las partículas suspendidas forman una mezcla compleja de materiales sólidos y líquidos que pueden variar significativamente en tamaño, forma y composición, dependiendo de su origen (...) su tamaño puede ser desde unos cuantos átomos hasta el grosor de un cabello humano".

Su origen puede ser natural o producido por la quema de combustibles fósiles y entre más pequeñas pueden ir hasta los pulmones, con posibles efectos tóxicos.

MCLV