Crecen solicitudes para el blindaje de vehículos híbridos

Los pedidos para esos trabajos pasaron de 5 a 30 en un mes, según cifras del gremio.
Algunas unidades operarán como taxis.
Algunas unidades operarán como taxis. (Jorge Carballo)

México

No solo la compra de autos híbridos aumentó en algunas zonas cercanas a la Ciudad de México como una medida para circular diario, también el blindaje de ese tipo de vehículos.

Datos de la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores (AMBA) señalan que luego del anuncio del endurecimiento de la verificación vehicular las solicitudes pasaron de cinco a 30 en el último mes.

Además, no solo se solicita la protección de camionetas como Touareg, Infinity y Porsche, ahora también el servicio es para autos híbridos pequeños como el Prius, de Toyota, que llegará a la Ciudad de México para ser la unidad que operará como taxi.

“En las últimas semanas se ha reportado un importante incremento de ventas de blindajes para esos vehículos, lo cual obedece principalmente al endurecimiento del No Circula que se aplica en la megalópolis, así como por las nuevas medidas que a partir del 1 de julio próximo entrarán en vigor y al esquema de verificación vehicular”, dijo Fernando Echeverri, vicepresidente de la AMBA.

Las peticiones de blindaje son principalmente en zonas del Estado de México, Puebla, Morelos y la capital del país, donde se aplicarán las nuevas medidas de la verificación.

Echeverri indicó que la protección de un automóvil híbrido tiene el mismo costo que en uno de combustión convencional, “aunque es más complicado de blindar, debido al banco de baterías que poseen; si no se realiza un trabajo adecuado, se puede dañar la instalación y prácticamente se echará a perder el automotor. Hay que poner mucho cuidado cuando se desarma y se arma el vehículo, es una labor muy difícil”.

Para el proceso de protección se utilizan los mismos materiales opacos y cristales, pero la mano de obra la ejecuta personal especializado, principalmente en el rubro de los sistemas electrónicos.

Un importante número de  usuarios de la iniciativa privada, principalmente, están cambiando sus unidades por autos híbridos.

El vicepresidente de la AMBA explicó que los modelos de vehículos híbridos soportan hasta el nivel III, principalmente por la potencia de sus motores, pero para niveles de blindaje más altos (IV al VII) no son candidatos, pues el trabajo es mucho más invasivo en la unidad con más probabilidades de sufrir algún daño, aunque no es tanto para la diferencia de potencias entre los motores.