Urge sistema de tránsito rápido en sur de Tamaulipas

Para llegar a su destino, usuarios del transporte público urbano tardan en promedio 38 minutos, lo cual se considera excesivo.
Tráfico en avenida Hidalgo
Tráfico en avenida Hidalgo (Milenio Digital)

Tampico

Los habitantes de la zona conurbada producen en total cerca de un millón de traslados por día y el tiempo promedio para llegar a su escuela o trabajo es de 38 minutos, lo cual es excesivo, considera el consultor de tránsito y transporte, César Ramón Cossío Mercado.

Para desahogar la circulación, el especialista propone estrategias más que obras de infraestructura, y entre éstas ve factible replantear el sistema de autobús de tránsito rápido (BRT) e incluso, aplicar un programa similar al "Hoy no circula".

De acuerdo con un estudio efectuado por su empresa, en Tampico, Madero y Altamira, se realizan diariamente 937, 754 viajes, de los cuales el 51.5% son en Tampico, el 28% en Madero y el 20.5% en Altamira.

El 38% de los traslados, es decir 356 mil, se lleva a cabo en transporte público, el 31% que equivale a 291 mil en vehículo particular y el 24%, que comprende 225 mil se traslada caminando.

El análisis arroja que el tiempo promedio de traslado en el transporte público es de 38 minutos, calculado desde que se sale a esperar el carro de ruta o el microbús hasta el momento de llegar al destino. En vehículo particular, este tiempo se reduce a 24 minutos.

"Es demasiado tiempo", considera quien fuera delegado de Tránsito durante el gobierno de Fernando Azcárraga. Y lo atribuye a la problemática de falta de estrategia en política de vialidad.

Cossío Mercado señala que el sistema de transporte público se encuentra integrado por 118 rutas, que configuran una red de 953 kilómetros aproximadamente, lo que constituye un 66.36% sobre la totalidad de la red vial.

"Hay muchas rutas que se traslapan, los recorridos son largos y tortuosos", expresó y recordó los planes de modernización mediante el sistema de autobús de tránsito rápido BRT (Bus Rapid Transit).

El también catedrático de la UAT, indicó que lo que se pretende es un sistema articulado y generalmente confinado al centro, dándosele preferencia en vez de a los vehículos particulares.

"El BRT tiene muchas ventajas, es mucho más barato que un metro porque va a nivel de superficie, no hay que excavar ni hacer nada, no divide la ciudad, está totalmente claro que es más armonioso", expresó.

Sin embargo, cuando fue planteado en Tampico no tuvo eco, porque en la avenida Hidalgo no se ve factible su funcionamiento.

"El problema de esto fue que al colocarlo en la avenida Hidalgo no funciona, porque entonces ¿cómo movemos a los vehículos particulares? Entonces hay que redefinir las propuestas de este estudio, pero con otras alternativas, es lo primero que habría que considerar y no se ha hecho", refirió.

En ese sentido, el especialista en vialidad propuso modificarlo en un sistema de mediana o alta capacidad. Por otra parte, de la propuesta de activar un programa semejante al "Hoy no circula", expuso que puede generar un poco de confusión, pero si se toma conciencia de participar y entender que se quiere una ciudad menos contaminada y más libre de vehículos, se puede hacer un consenso favorable.

Expresó que puede empezar primero con la incorporación de universidades y organismos, despertando el interés de la demás gente en sumarse.

"Es cuando empezamos a ver que existe un espíritu de participación, podemos a lo mejor iniciar con una colonia y se puede extender, el hoy no circula es un elemento que ha funcionado, ¿por qué no puede funcionar aquí?", cuestionó. Del congestionamiento en las horas de entrada y salida de las escuelas, estimó que se tiene que pensar en integrar un escalonamiento de horarios.