Sin municipios, Sistemas de Protección a Niñez van al fracaso

Es en el territorio municipal "donde suceden los acontecimientos que vulneran o ponen en riesgo derechos de la niñez", donde se pide ayuda y se debe dar la respuesta inmediata.
En México, el 53 por ciento de los menores de edad viven en pobreza, muchos de ellos no tienen acceso a la educación
En México, el 53 por ciento de los menores de edad viven en pobreza, muchos de ellos no tienen acceso a la educación (Especial)

Guadalajara

Sin la participación plena de los municipios en la creación y operación de su Sistema de Protección Integral a Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) este mecanismo va a fracasar en su meta más importante: la de convertirse en política de estado que garantice y vele por los derechos fundamentales de este grupo de población, sostuvo Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), en entrevista con este medio.

Sin los municipios, esta política "no sirve para nada, que se reúnan el presidente y los gobernadores es un acto político, lo que realmente hace al Sistema son los municipios, que es donde suceden los acontecimientos que vulneran o ponen en riesgo de vulnerar los derechos de la niñez", donde se pide ayuda y se debe dar la respuesta inmediata, resaltó Pérez García.

"La clave está en lo municipal. En su territorio es donde se protege la vida, la propiedad, garantizas la participación; si los municipios no tienen dinero para crear sus sistemas de protección integral, es difícil que garanticemos que no se violen derechos, que se aspire a que todos tengan oportunidades de desarrollo", dijo.

A dos años de que entró en vigor la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (5 de diciembre de 2014), la cual ordenó instaurar el Sistema Nacional de Protección Integral y crear réplicas de este mecanismo en cada entidad federativa y en cada uno de los municipios del país, Jalisco es uno de los estados que va a la zaga: sólo doce de las 125 demarcaciones municipales en que se divide la entidad han instalado ya su Sipinna y apenas cinco más se han comprometido a hacerlo próximamente (MILENIO Jalisco, Diciembre 8 de 2016).

El defensor de derechos humanos comentó que hay estados, como Nuevo León y Chihuahua que ya tienen todos sus Sistemas Municipales operando, por lo que no deja de ser preocupante que, con su potencial, Jalisco no los tenga. Contrario a los argumentos oficiales respecto a que este retraso "es un tema cultural" y de "desconocimiento" de las autoridades locales, opinó que la problemática parte principalmente de la falta de recursos económicos.

"Eso es un grave problema de mucho tiempo en Jalisco y en el país, porque los municipios no están teniendo históricamente un rol protagónico en la ciudadanización de la política pública, sino que está mucho por grupos, por territorios, por partidos; y en un país ya tan polarizado y tan diverso en términos políticos, los municipios que no son del mismo color que del gobierno estatal se ven castigados con el presupuesto y demás. Mucho del presupuesto que tienen los municipios, la gran mayoría, es federal, incluso les llega a través de los estados. Entonces ahí hay procesos y trampas que hace que se castiguen, no a los municipios, sino a los niños de esos municipios", detalló.

La demanda expuesta en Jalisco por la Redim, que agrupa a 67 organismos de la sociedad civil que trabajan a favor de los derechos de infancia es se revisen y mejoren los procesos bajo los cuales se están creando los Sistemas Municipales de Protección Integral a Niñas, Niños y Adolescentes "porque los municipios no tienen un solo peso para instalarlos", recalcó el entrevistado, por lo cual no se trata de simple falta de voluntad (aunque puede no ser prioridad para algunos políticos), ni tampoco basta con hacer 'llamados'.

¿Y en los estados?


En su caso, las 32 entidades de México sí cuentan con su Sippina pero muchos de ellos no les etiquetaron recursos. "Jalisco sí lo hizo, un presupuesto limitado", acotó.

Integrante del Consejo Consultivo de UNICEF-México, Juan Martín Pérez expuso que "hay generosidad de parte del DIF, que ha sido históricamente a quien le hemos cargado la mano con el tema de infancia, y están facilitando muchas cosas, absorbiendo incluso parte del costo presupuestal de ello, pero esta ambivalencia también los limita. Si los Sipinna no tienen presupuesto propio, si siguen dependiendo de la visión asistencial, no van a poder despegar a ser realmente una política de estado".

En contraste, la secretaría ejecutiva del Sistema Nacional de Protección sí quedó sectorizada a la Secretaría de Gobernación, un logro de la sociedad civil que pugnó por ello, lo cual subrayó el entrevistado "es una demostración de que los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes son un tema de gobernabilidad democrática" y desde ahí se tiene que articular la defensa de sus derechos.

En esta defensa los retos son muy grandes: 53% de los niños en México viven pobreza y están condenados a padecerla 80% de los niños sólo por el hecho de nacer en poblaciones indígenas; citó. En el caso de las problemáticas que vive la niñez y la adolescencia de Jalisco destacó el caso de los llamados 'ninis' sin acceso a educación o trabajo por discriminación estructural y de género; el impacto de la violencia comunitaria (los homicidios en menores de 17 años en la entidad se incrementaron en 2015), las desapariciones concentradas en niños de cero a cuatro años y jovencitas de 15 a 17 años de edad; la violencia intrafamiliar y el abuso sexual, muchas veces vinculado a casos de embarazo temprano, principalmente en niñas de 10 a 14 años, entre otros.

En México y Jalisco "buena parte de ése rezago se debe a la ausencia del Estado en su protección integral", subrayó, y hoy la oportunidad de respuesta está en la buena marcha de los Sippina.

Finalmente, en su evaluación a dos años de distancia de que entró en vigor la citada ley general, Juan Martín Pérez otro gran desafío para los Sistemas de Protección de Niñez, es que exista una verdadera "articulación interinstitucional" para tener fuentes de información compartida entre los órganos de gobierno. Pues hoy, no solo hay vacíos informativos sino datos incompletos y hasta contradictorios, cuando son base para dimensionar problemáticas y diseñar políticas públicas efectivas.

Claves 
De los sistemas municipales

La Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en vigor desde diciembre de 2014 ordenó crear el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sippina), los Sistemas Estatales y los Municipales.

Cada Sipinna está a cargo de las políticas públicas en garantía y defensa de derechos de la niñez y adolescencia.

Los Sippina son presididos por los gobernadores y presidentes municipales o jefes delegacionales y tienen una secretaría ejecutiva.

Deben integrarse por las dependencias e instituciones vinculadas con la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Deben garantizar la participación de niñas, niños y adolescentes.

Los Ayuntamientos deben contar con un programa de atención y con un área o servidores públicos destinados a cumplimentarlo.

90% de los municipios de Jalisco no han instalado su Sistema Municipal de Protección Integral a Niñas, Niños y Adolescentes

Los 12 municipios que ya instalaron un Sipipina son: Tonalá, Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Lagos de Moreno, San Juan de los Lagos, Zapotlanejo, Poncitlán, Arandas, San Miguel El Alto, Autlán y Encarnación de Díaz.

Fuente: Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes/Sippina Jalisco

 
Infancia en Jalisco

En Jalisco viven 2.5 millones de niñas, niños y adolescentes (tercera parte de la población total)

Jalisco es la 5a entidad con mayor porcentaje de personas de 0 a 17 años sin derechohabiencia a servicio de salud en 2015*

Una de cada 6 niñas, niños y adolescentes (16.8%) no tiene derechohabiencia a servicio de salud*

La tasa de maternidad en adolescentes de 15 a 17 años en 2015 era superior a la observada en 2006 (45.7 y 39.4 por cada mil mujeres en el rango de edad, respectivamente)**

Jalisco es la 7a entidad con mayor porcentaje de adolescentes de 15 a 17 años que no asisten a la escuela en 2015*

De 2014 a 2015, el número de muertes por homicidio de personas de 0 a 17 años aumentó de 41 a 60 en Jalisco, tras haber descendido por 3 años seguidos***

Fuente: *INEGI, Encuesta Intercensal 2015/**INEGI, Estadísticas de Natalidad 1990-2015/***INEGI, Estadísticas de mortalidad 1990-2015, referidas en La Infancia Cuenta 2016