PGJE trabaja en el nuevo sistema de justicia acusatorio

Desde hace dos años han estado adecuándose al nuevo modelo, por lo que cuando éste sea formalizado, no haya problemas en su aplicación, dijo el procurador de Justicia, Adrián de la Garza Santos.
Adrián de la Garza Santos, procurador de Justicia del Estado.
Adrián de la Garza Santos, procurador de Justicia del Estado. (Especial)

Monterrey

Adrián de la Garza Santos, procurador de Justicia del Estado, informó que se está trabajando desde hace ya dos años en el nuevo sistema de justicia acusatorio, por lo que no se tendrá problema alguno para su implementación cuando sean unificados los códigos penales para todos los estados.

Esto por contar ya con el 90 por ciento de los delitos incluidos dentro del nuevo sistema de justicia acusatorio, por lo que para abril de 2014 estarán a más de 90 por ciento, esperando estar al 100 por ciento para enero de 2015.

“En el caso Nuevo León, en virtud de que ya tenemos dos años adecuándose al sistema acusatorio y que las nuevas reglas procesales van acorde a lo que Nuevo León ha estado realizando, no va a significar un cambio dramático, es que casi casi estamos adecuados ya en lo que es el organigrama en lo que respecta a la Procuraduría, porque es la parte que hemos estado realizando”, dijo De la Garza Santos.

En cuanto a la figura del arraigo, el procurador informó que se estará aplicando en Nuevo León mientras no sea revocada por la Corte, ya que es una herramienta utilizada en algunos delitos del sistema tradicional de justicia.

“Tenemos que ver el fondo, porque tenemos que ver cómo resuelve la Corte en ese sentido y nosotros estar atentos en virtud de que es una herramienta que se utiliza en el proceso tradicional en asuntos de relevancia como los que están relacionados con delincuencia organizada, entonces vamos a estar atentos en ese sentido en caso de que esta herramienta sea totalmente también para el estado de Nuevo León que no se pueda utilizar, vamos a estar atentos para, si es necesario, adelantarnos a eso, en virtud de que el sistema acusatorio tiene otras herramientas con diferente forma”, explicó Adrián de la Garza.