"Te pasa toda tu vida por la mente"

Fernando Alanís Ortega, director general de Industrias Peñoles, vivió el sismo del pasado 19 de septiembre en la Ciudad de México desde el piso 11.
Fernando Alanís Ortega, director general de Industrias Peñoles.
Fernando Alanís Ortega, director general de Industrias Peñoles. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Fernando Alanís Ortega, director general de Industrias Peñoles, se encontraba en el piso once de una de las dos torres que tiene el corporativo en la Ciudad de México, en la calzada de Legaria y avenida Río San Joaquín de la colonia Irrigación.

El apacible pero firme carácter del directivo se vio trastocado cuando la naturaleza mostró la magnitud de su fuerza con el terremoto de 7.1 grados Richter.

“Te pasa toda tu vida por la mente, la verdad piensas lo peor y lo reconfortante es y en este caso funcionó muy bien fueron las redes sociales".

Con una ligera sonrisa nerviosa comentó: "Sí, de hecho sí me tocó, estábamos en el piso once del edificio que tenemos en la Ciudad de México, fue una experiencia de mucho miedo por el movimiento que se sintió muy fuerte".

Indicó que el edificio de Peñoles tiene la fortaleza de ser un inmueble de reciente construcción, cumpliendo con todos los códigos de seguridad y no resintió daños de ninguna naturaleza.

TE RECOMENDAMOS: Armando Guadiana "dobletea" experiencia

"Afortunadamente toda nuestra gente está bien, no hay ningún daño personal de nadie. Hay sólo daño de algunas viviendas de personas que trabajan con nosotros, pero afortunadamente nada personal. La ciudad sí está afectada. Pensamos que iba a haber mucho más daño. Pero por otro lado hemos sido testigos de ver una gran solidaridad de la gente". 

Según recuerda, hay protocolos de seguridad que se siguen en caso de un temblor, hay zonas de seguridad marcadas en todo el edificio que son las columnas de estructura que tiene y es adonde tienen que irse en la contingencia.

¿En qué o en quién se piensa?

“Te pasa toda tu vida por la mente, la verdad piensas lo peor y lo reconfortante es y en este caso funcionó muy bien fueron las redes sociales, porque por medio de un chat, pudimos contactarnos con todos los familiares y saber que todos estaban bien y eso es realmente la preocupación que uno tiene, no tanto lo que le puede pasar a uno sino saber cómo están los demás seres queridos.

Indicó que tras la revisión del edificio, regresaron a laborar.

“Hoy decidimos que nuestra gente estuviera en casa por varios razones, la principal es que muchos están todavía afectados emocionalmente por la impresión. Segundo, las autoridades han pedido que tratemos de agilizar el tráfico y que procuraramos mantenernos en casa y en tercer lugar, hoy no hay escuelas, no sabemos por cuanto tiempo y varios de nuestros compañeros son padres o madres de familia y es una forma de apoyarlos para que estén con sus hijos el día de hoy. Hoy solo laboró el personal de guardia, estamos en la oficina”, señaló Alanís Ortega.

dcr