Conflictos sindicales rebasan a Altamira

Se registra un nuevo bloqueo en la empresa Mexichem, esta vez reclaman la apertura a trabajadores de la CTM.
Los conflictos sindicales en Altamira siguen afectando a la industria.
Los conflictos sindicales en Altamira siguen afectando a la industria. (Anahy Meza)

Altamira

El municipio de Altamira admitió que no ha podido conciliar con los sindicatos en conflicto, que pelean por los contratos colectivos de los trabajos que se realizan en las industrias.

El pleito entre los organismos ha dejado cuatro paros en dos semanas y obreros de Petroquímicos acusan a la Junta Local de Conciliación.Los bloqueos comenzaron hace dos semanas en la empresa Mexichem, donde se prolongaron dos días, el viernes hubo paro en Mexichem I y Dupont, específicamente contra la empresa contratista Águila Construcciones, y este lunes de nueva cuenta se impidió el paso a 500 trabajadores que laboran en Mexichem, ubicado sobre la carretera Tampico Mante.

Al respecto el secretario de Desarrollo Económico de Altamira, Enrique de Hita Sánchez, dijo que el asunto con los sindicatos les preocupa, y están hablando con los representantes, pues aseguró que la única solución al conflicto es el diálogo, mismo que empezaron con los organismos hace dos semanas y que aceptó no ha tenido resultados favorables.

Señaló que el problema es que son muchos sindicatos los que quieren tener participación en las inversiones que hacen las industrias, y hasta el momento el municipio no ha logrado conciliar con las partes involucradas.

“Hemos tenido reuniones con las partes pero cada uno de manera individual, no hemos logrado juntarlas y conciliar, pero en eso estamos, esa es la función que tenemos como municipio”.

Abundó en que “la única solución de esto es el diálogo y nosotros tenemos que hacer de nuestra parte para que ellos entren en razón. Sí se ha hecho con una y la otra parte (diálogo).

Seguimos en eso, yo este día (lunes) a las 11:30 tengo una reunión con la CTM. Todos tienen su versión y todos tienen parte de verdad y lo que hay que hacer es  nosotros ser ese vínculo, esos facilitadores para que se arreglen las cosas.Nosotros con los líderes estamos hablando y estoy seguro que se va a solucionar.

Sí se han logrado avances, lo que pasa es que las exigencias de uno y el otro a veces es difícil que se logre todo”, dijo el secretario haciendo referencia a que el conflicto no se termina. 

Y es que el lunes unos 10 camiones llegaron desde las 7 de la mañana con 300 trabajadores, que de inmediato impidieron el paso a los 500 obreros que buscaban incorporarse a sus labores de construcción en la ampliación de la línea de producción de la empresa Mexichem.

Ahí estaba el representante del sindicato petroquímico, sección 212, Julio César Alfaro, así como Ricardo Vega Barrón, líder del l Sindicato de Trabajadores de la Construcción y Excavación (Sitrace), Arturo Vázquez Jauregui, del Sindicato de Aisladores, Bernardo Ortega, del Sindicato de Soldadores y Alfonso González del Sindicato de Electricistas.

Ellos argumentaron que las empresas contratistas HLB, Águila Construcciones y El Sol que laboran para Mexichem, de manera ilegal habían firmado contrato colectivo con la federación local de la CTM.

“Ya existía un contrato colectivo con nosotros, y de pronto la Junta de Conciliación y Arbitraje les valida esos contratos junto con la Secretaría del Trabajo a la Federación Local de la CTM, que trae Jaime García Contreras, eso no se vale, y nosotros haremos valer nuestro derecho y nos iremos a los tribunales federales”, aseguró el líder del Sitrace, Ricardo Vega Barrón.

Alfonso González, líder del Sindicato de Electricistas, explicó que el primer bloqueo lo organizó la federación local de la CTM, que dirige Jaime García Contreras, y este último bloqueo lo organizaba el Sindicato Petroquímico, pues luego de que las empresas pactaran con el primer organismo habían corrido a 50 trabajadores de Petroquímicos y no les habían pagado dos días.

Al bloqueo también llegó el representante de la federación local de la CTM, Jaime García Contreras, quien aseguró que ellos tenían el aval de la Junta de Conciliación, y pese a ello Petroquímicos no se rendía y desde el viernes estaban organizando paros a las empresas que habían firmado contrato colectivo con ellos.

Al final el paro duró únicamente tres horas, a las 10 de la mañana los sindicatos se retiraron, sin embargo advirtieron que seguirán los bloqueos si la Junta de Conciliación no revoca los contratos colectivos con la CTM.

Representantes de la empresa que estaban en el lugar aseguraron que no había pérdidas económicas púes únicamente se impidió el paso a los trabajadores que laboran en la construcción de la nueva línea, por lo que la productividad de la planta no se vio afectada.Al final el sector obrero ha perdido 200 mil pesos en los cuatro bloqueos, pues de forma aparente no han acordado que se les pague las horas que no se han laborado.

CERTEZA DE SEGURIDAD PARA LOS INVERSIONISTAS

Para terminar con la incertidumbre que tienen algunos inversionistas que quieren llegar a invertir en Altamira, en relación a la inseguridad, las autoridades locales están pidiendo a los empresarios extranjeros que lleguen a la ciudad para hacer un recorrido y mostrar que su dinámica no se ha detenido.

En marzo arriban los representantes de la empresa española Intraflex.

El secretario de Desarrollo Económico, Enrique de Hita Sánchez, dijo que lo único que piden los empresarios es que haya una certeza de seguridad en el municipio para llegar a invertir. 

“Hay que darles certidumbre, porque hay un tema de seguridad que la verdad nosotros tenemos que atacar.Pues que hay mucha información negativa a cerca de nuestro estado y eso pues sí nos preocupa. Pero cada vez que vienen y conocen el sur de Tamaulipas se van con muy buena imagen. Tienen que venir y medir el terreno, de pronto hay noticias muy negativas. Ellos tienen cierta incertidumbre, por eso les pedimos que vengan y que lo vivan”.

Indicó que en marzo se hará el primer recorrido con los empresarios españoles que buscan aterrizar 15 millones de pesos que está interesada en invertir en la industria del plástico.

El municipio prepara la instalación de la Casa Altamira en el Valle de Texas, para facilitar la exportación de productos fabricados en la ciudad a los Estados Unidos.