Instalarán sindicato para empleadas domésticas

El gremio deberá respaldar los derechos laborales de este sector de la población, destacó Tereso Medina Ramírez, líder de la CTM en Coahuila
Tereso Medina, líder de la CTM en Coahuila confirmó la creación sindical. (Jazmín Hilario)

Saltillo, Coahuila

Luego de que la CTM en Coahuila anunciara la creación de un Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras Domésticas en el Estado, el líder sindical, Tereso Medina expresó que ha sostenido pláticas con la Organización Internacional del Trabajo y por ahora procederán a la tramitación de dicho organismo.

Dicho sindicato deberá respaldar los derechos laborales de este importante sector de la población, del cual dijo, ha quedado desprotegido y minimizado por mucho tiempo, pese a que cada día aumentan los trabajadores en esta área.

“La posibilidad de que este sindicato no solamente sea estatal o local, que se constituya un sindicato nacional para la defensa de las trabajadoras de la industria domestica, independientemente de que tengamos apostadores a favor o en contra, es una agenda inevitable de que a esas trabajadoras se les respete como tal”, refirió.

Este sector laboral ha quedado desprotegido por mucho tiempo, pese al incremento en el número de trabajadores.

Destacó que el objetivo que tiene la creación del organismo, es que se les dé seguridad social a la totalidad de los trabajadores, además de que queden plasmados sus derechos laborales y se les respete como una fuente de empleo digna.

Aunque no proporcionó el número de personas que en el estado de Coahuila se encuentren en dicha situación, agregó que fácilmente es más del 50%, por lo que es importante que cuenten con un respaldo y con garantías que dignifiquen su trabajo.

Tereso Medina Ramírez destacó que visitarán cada estado para determinar el número de personas que se encuentran laborando bajo este esquema, ya que cada entidad contará con una delegación que brindará apoyo y atención a los trabajadores.

Finalmente, señaló que la información recabada la presentaran a la Organización Internacional del Trabajo para fijar acuerdos y posteriormente constituir un documento legal que comprenda los derechos y garantías para las trabajadoras domésticas.