Exhorta IMSS a ejercer sexualidad responsable para evitar sífilis

En muchas ocasiones, esta enfermedad acompaña al VIH/sida o con afecciones también crónicas como la hepatitis B.
Mujeres deben ser precavidas y utilizar anticonceptivos de barrera.
Para prevenir el problema, lo mejor es llevar una sexualidad responsable, lo mismo protegida que con una sola pareja. (Especial)

Guadalajara

Llevar a cabo una sexualidad responsable, lo mismo protegida que con una sola pareja son algunas de las recomendaciones para evitar contraer sífilis, una enfermedad de transmisión sexual que está aumentando en incidencia, señaló el jefe del servicio de Infectología del Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco, Ernesto Eduardo Echeagaray Guerrero.

El experto explicó que pese a tener diversas etapas de evolución, en consulta ha visto casos de sífilis con síntomas ya muy manifiestos, como el chancro, es decir úlceras o dolor en nódulos linfáticos. Las lesiones pueden comenzar como un granito doloroso que muchas veces se confunde con el “vello enterrado” y evolucionar hasta una llaga.

“La sífilis comparte la misma vía de contagio que el VIH, es decir vía sexual o sanguínea, y desafortunadamente en los últimos dos años he visto más casos que en los 19 años previos de mi ejercicio como infectólogo”. Tan sólo en su unidad de adscripción, en 2017 hay cerca de 10 casos nuevos que ya se están tratando.

Informó que en muchas ocasiones, esta enfermedad acompaña al VIH/sida o con afecciones también crónicas como la hepatitis B, pero también hay quienes presentan sífilis sin patologías adicionales. En todos los casos hay tratamiento pero cuanto antes se realice el diagnóstico, más efectivo será.

En este sentido, Echeagaray Guerrero advirtió que en sus inicios, la sífilis no causa molestias, aunque esté gestándose un daño al interior del organismo, por ejemplo un chancro u úlcera en el ano.

“En el IMSS contamos con tratamiento, el cual por lo general se lleva durante seis meses. Al término de este tiempo se realizan estudios al paciente y de ser necesario se inicia con otra fase de seis meses hasta que los indicadores que buscamos den negativo. Para prevenir el problema, lo mejor es llevar una sexualidad responsable, lo mismo protegida que con una sola pareja”, puntualizó. 

GPE