SIAPA retoma obra en San Rafael; cuatro detenidos

Zafarrancho esta tarde ocasiona detenciones; Idea acusa al juez de "prestarse" a torcer juicio de amparo
 Regresaron esta tarde las máquinas a la zona aledaña al parque San Rafael, y con ello, la controversia
Regresaron esta tarde las máquinas a la zona aledaña al parque San Rafael, y con ello, la controversia (Cortesía )

Guadalajara

Regresaron ayer las máquinas a la zona aledaña al parque San Rafael, y con ello, la controversia, la cual derivó en un enfrentamiento y cuatro detenidos, de acuerdo a la versión de los vecinos opuestos a los trabajos del SIAPA.

El organismo operador, por su parte, asegura que tienen el visto bueno del juez segundo de distrito, porque no se había depositado la fianza de un millón de pesos que condicionaba la “suspensión definitiva” otorgada a los quejosos, y el tiempo para hacerlo habría fenecido. Los defensores de los vecinos señalan que el juez “torció la ley” y lo han denunciado ante el Consejo de la Judicatura Federal. Y aseguran que revertirán el proceso en el marco del juicio de amparo 613/2017.

Hoy, “siendo aproximadamente las 16.00 horas fueron detenidos cuatro personas de jardines de la paz de Guadalajara, Jalisco con lujo de violencia y en clara violación de un amparo penal, tramitado en el juzgado Tercero en materia de amparo penal. Y cuentan con suspensión de plano contra actos de privación ilegal de la libertad y actos prohibidos por el artículo 22 constitucional”, señala un comunicado del representante de los quejosos, Pedro León Corrales, del Instituto de Derecho Ambiental (Idea). Los detenidos son María del Carmen Flores Ávalos, Zeferino Hernández Ramírez, Guadalupe López Lozada y Jorge Alberto Gutiérrez Zúñiga.

“La represión se da con el objeto de continuar con las obras del tanque de aguas pluviales y colectores en el parque san Rafael por parte del SIAPA y el alcalde Enrique Alfaro, a pesar de que se encuentra vigente la suspensión provisional o la suspensión definitiva que ordena suspender esas obras por parte del Juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa y de Trabajo en el Estado de Jalisco”.

El acto, abunda, “se realiza de mala fe, aprovechando una grave omisión del Juez de Distrito, que de manera irregular emitió una resolución en la que supuestamente los quejosos no cumplieron con el plazo de cinco días para cubrir la garantía fijada por el Juez de Distrito, para que surta efectos la suspensión definitiva. Sin embargo la resolución del Juez no toma en cuenta que la resolución del 5 de Junio de 2017, que fijó una garantía y estableció un plazo de cinco días fue materia de una aclaración que se resolvió en la misma fecha de la resolución irregular y que modifica la situación jurídica en la que se apoya el Juez de Distrito para permitir la realización de la obra, ya que la aclaración de fecha 21 de junio y la resolución inicial del 5 de Junio forman una sola resolución que debe ser notificada personalmente a los quejosos y a partir de que surtan efecto ambas notificaciones personales corre el plazo de cinco días y esto no ha ocurrido”.

El Juez “omitió hacer la notificación personal de las resoluciones del 5 de Junio y su aclaración y se tramitó dos respectivas nulidades de notificación, que se encuentran en trámite; respecto a la aclaración, el juez subsanó la irregularidad y notificó personalmente a los quejosos el 22 de junio de 2017, sin embargo falta notificar de manera personal la resolución del 5 de junio, para que [corra] el plazo para cubrir la garantía y por lo tanto el plazo de cinco días no ha transcurrido”.

El Juez de Distrito “cuando resolvió en el sentido de que la garantía no se había cubierto, ya tenía la información de que había una aclaración en trámite y de que además estaba impugnada la notificación de la resolución del 5 de Junio de 2017, y sabía que la resolución del 5 de junio tenía un error que hacía imposible cumplirse y que debía aclararse y sabía que con la aclaración la situación jurídica del caso cambiaba, sin embargo, actuando como abogado de Oficio de Enrique Alfaro, atendió de manera ilegal su planteamiento y acordó autorizar que continuara la obra en el parque de San Rafael”. El juzgador ya arrastraba un expediente de queja administrativa en el Consejo de la Judicatura Federal, “por lo que su conducta ilegal es en reincidencia y lo que procede es su destitución por negligencia reiterada en contra de los quejosos. Otra omisión es que el Juez no le ha notificado a las autoridades la resolución de la aclaración, con la que se obliga a las autoridades a cumplir de inmediato la suspensión”.

Por otro lado, “las autoridades del ayuntamiento de Guadalajara y de la Fiscalía incurren en desacato del amparo penal 700/2017, tramitado a favor de dos de los detenidos María del Carmen Flores Ávalos y Zeferino Hernández Ramírez”, de quienes se exige la libertad inmediata e incondicional.
El SIAPA comunicó su versión esta misma tarde: “como parte del Plan Integral para el Manejo de Inundaciones, informa que con base a la resolución del Juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa y de Trabajo en el Estado de Jalisco, reiniciará las obras del depósito subterráneo así como la construcción de colectores pluviales de entrada y salida, como parte del sistema de detención de aguas pluviales”.

El organismo “trabaja en verdaderas soluciones hidrológicas ya que fortalecen y amplían el sistema de drenaje pluvial. Lo cual se verá reflejado en mitigar inundaciones y ayudando a la infiltración del agua pluvial”. A quienes tengan duda, los remite a la página http://www.siapa.gob.mx/manejodeinundaciones.

CLAVES

Los datos de la obra

La obra se divide en tres frentes:

1. Colectores de entrada, los cuales tienen la finalidad de captar los escurrimientos pluviales de la Avenida Historiadores a través de 16 bocas de tormenta habilitadas en la zona, esto con el fin de recolectar hasta nueve metros cúbicos por segundo.

2.- Depósito subterráneo, el cual tendrá la función de recibir un caudal de diez metros cúbicos por segundo con un volumen proyectado de 21,500 metros cúbicos

3.- Colector de salida, se dará salida a un flujo de 1.2 metros cúbicos y se construirá en la calle Medrano, sigue por avenida San Jacinto y concluirá en la Avenida Gigantes. La longitud total será de 1,130 metros

Esta obra “beneficiará a toda la zona denominada cuenca San Andrés, la cual consta de más de 20 colonias ya que la infraestructura con la que se cuenta en la actualidad se ha visto rebasada en años anteriores. Se prevé que la duración total de los trabajos sea seis meses a partir del reinicio total de la obra, esto sin contar las posibles pausas que se presenten durante el temporal”

Fuente: SIAPA

MC