Unas mascotas muy particulares

Veraima Arreola y Pedro Flores son apasionados de las especies exóticas y poseen tres serpientes pitón, las cuales forman parte de su vida cotidiana.

Gómez Palacio, Durango

Veraima Arreola y Pedro Flores son dos jóvenes de 23 años apasionados por tener mascotas poco comunes. Tigre, Michael, Bruto y Panco son serpientes pitón que forman parte de su vida cotidiana.

Las pitones son grandes y musculosas y matan a su víctima por estrangulamiento o constricción. Tras haber conseguido un permiso por Semarnat, Veraima y Pedro tienen cerca de ocho serpientes, las cuales tienen una longitud entre los dos y tres metros de largo.

Veraima menciona que su interés por este tipo de animales surgió después de haber sufrido una mordedura por una serpiente de cascabel.

Las pitones reticuladas llegan a alimentarse una vez cada quince días dependiendo de la presa. Actualmente estos animales en cautiverio, viven en terrarios acondicionados con la finalidad de que permanezcan a una temperatura regulada, debido a que son de sangre fría.