Sepaf niega negocio por operación de fotoinfracciones

Asegura que no se paga a Autotraffic lo que marca el contrato.

Guadalajara

Tras haber señalamientos respecto a que el programa de fotoinfracciones tiene objetivos empresariales por considerar la aplicación de hasta 85 mil infracciones en el 2017 a partir de contratos con la empresa Autotraffic, el subsecretario de administración del gobierno del estado Mauricio Gudiño afirmó que el programa no tiene fines recaudatorios.

El día lunes, los diputados Augusto Valencia y Alejandro Hermosillo del Partido Movimiento Ciudadano aseguraron que se tiene como objeto el aplicar hasta 2 mil 800 foto multas por día. Por tal razón observan un programa abusivo en contra de la ciudadanía.

Mauricio Gudiño respondió diciendo que “es un cuadro estimativo, es decir, es un cuadro donde topan la cantidad, es decir, si usted recordara dice cuál es la multa total son 730 pesos, pero si usted la paga esa multa antes de los 15 días le hacen el 50 por ciento de descuento. Más o menos el 60 por ciento de las personas pagan las multas con descuento, entonces eso nos llegaría hasta .7 de eficiencia en ese recuadro y ese recuadro sólo es para tapar los contratos”.

Explicó que no se llegan a pagar los 120 millones de pesos que se contemplan en el contrato firmado en septiembre del 2016. Aseguró que en el 2016 se pagó seis millones de pesos a pesar de que se contemplaba un máximo de siete millones de pesos, por lo que las estimaciones sólo ayudan a pensar en una proximidad.

El ex secretario de Movilidad Mauricio Gudiño explicó que los nuevos radares de velocidad que se contemplan en el contrato en septiembre de 2016 operarán con un 40 por ciento de pago a la empresa Autotraffic por cada multa pagada ante la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf). En cambio, el otro contrato vigente cobra el 30 por ciento de cada infracción aplicada.

“Al finalizar este gobierno todos los radares formarán parte del patrimonio del gobierno del estado de Jalisco, es decir, en noviembre de 2018 la totalidad de radares y todo el equipo que tiene en funcionamiento del programa de fotoinfracción será propiedad del gobierno de Jalisco y sin duda el costo operativo del programa será más barato como ha venido sucediendo”, agregó.

En el contrato firmado entre la Sepaf y Autotraffic se especifica que la empresa deberá de suministrar de 22 sistemas móviles para la detención de exceso de velocidad y múltiples infracciones, 18 estructuras tipo caseta para la operación de radar móvil en puntos fijos, un punto de multiinfracción y 18 alcoholímetros inteligentes.

Además se incluirá 22 smartphones que ayuden a generar información estadística en tiempo real durante operación de radares y un punto de movilidad al igual que un punto de movilidad medioambiental. Tras dos meses de pausa y a pesar de que el contrato fue firmado desde septiembre del año pasado, será a partir de este día cuando opere el nuevo equipamiento.

GPE