Migración no impide celebrar Semana Santa

La comunidad latina que radica en los Estados Unidos puede "darse el gusto" de ver las representaciones por televisión para dar cuenta de su fe.
 La celebración es vivida entre matices como son la restricción y la devoción en un mismo lugar: migrante.
La celebración es vivida entre matices como son la restricción y la devoción en un mismo lugar: migrante. (Especial)

Estado de México

El estar en Estados Unidos no es impedimento para que la comunidad latina pueda celebrar la Semana Santa. Consecuencia del modo de vida, la televisión se convirtió en el instrumento y vehículo de preferencia para dar cuenta de su fe a kilómetros de su país natal, como mencionó en entrevista telefónica José Ángel "Q", migrante mexicano.

El sexagenario vive en Pacoima, un barrio del condado de Los Ángeles California y uno de los más nutridos en creyentes católicos consecuencia del elevado número de latinos que habitan en la periferia. Explicó que la Semana Santa es vivida entre matices como son la restricción y la devoción en un mismo lugar.

"Aquí nos damos el gusto de verlo en televisión. La emoción de la gente de aquí, los latinos, los mexicanos ven lo que se lleva a cabo allá (en México)", relató, ya que hay cadenas televisivas que transmiten las procesiones más famosas como son la de Iztapalapa y Texcoco, aunque ha sintonizado también la de San Luis Potosí en años anteriores.

"Así es como nos mantenemos unidos en las costumbres de México, por medio de la televisión", comentó el interlocutor al otro lado del muro, quien mencionó que las redas sociales le permiten tener un dejo de cercanía con la fe a través de sus familiares a pesar de ser pocos los que publican fotografías o videos relacionados a las festividades.

TE RECOMENDAMOS: En 'Semana Santa' repuntan las gastrointestinales: Salud

El originario de Jalisco explicó que de acuerdo al ritmo de vida en la unión americana los latinos en ocasiones tienen la oportunidad de asistir a misa los domingos cuando no laboran, pero lamentó que las miradas restrictivas y acosadoras limiten sus festejos religiosos.

"La semana santa a nivel comunidad no es muy festejada, se lleva a cabo en una iglesia donde se va a hacer una oración. Dentro del seno familiar es donde se lleva acabo más la costumbre que trae uno de México".

El mexicano aseguró que hay algunas iglesias americanas en donde hacen una representación tipo obra de teatro dentro de grandes salones, como es en San Fernando, una ciudad circunvecina a Pacoima donde los feligreses participan como espectadores, pero negó percibir la misma energía y devoción que es emitida en tierras aztecas pese a ser una costumbre similar.

En este sentido, indicó que la falta de organización no es producto de la fraternidad de las iglesias o los feligreses, sino el entramado restrictivo que domina a los latinos. "Aquí en este país no se viene más que para trabajar, para trabajar y para trabajar, aquí no tienes mucho tiempo para salir a la diversión o a muchos lados", lamentó el hombre que mantiene su fe entre sus compatriotas y familia a través del dialogo de lo que perciben por televisión.

KVS