Efecto “cucaracha” no llegó a la zona citrícola

Los problemas que se han presentado tienen que ver principalmente con las extorsiones telefónicas, admiten en reunión del Grupo de Coordinación Operativa.
La reunión se efectuó en el municipio de Allende.
La reunión se efectuó en el municipio de Allende. (Especial)

Monterrey

La región citrícola ha estado exenta del efecto “cucaracha” por la violencia que se vive en Tamaulipas, pero no de las extorsiones telefónicas contra sus habitantes, según informó el gobernador Rodrigo Medina después de la reunión del Grupo de Coordinación Operativa, que en esta ocasión se realizó en el municipio de Allende.

Ahí escucharon a los alcaldes tanto del municipio anfitrión, Jaime Salazar, como de Santiago, Homar Almaguer; de Linares, José Roque González; de Hualahuises, Jesús Aguilar González; de General Terán, Enrique César Delgado; y el de Montemorelos, Gerardo Alanís.

Los funcionarios estatales que componen el Gabinete de Seguridad, el comandante de la Cuarta Región, el general Tomás Jaime Aguirre Cervantes; y representantes de la Policía Federal, Marina e Instituto Nacional de Migración, se comprometieron con ellos a no bajar la vigilancia en la región pese a la tranquilidad que impera.

“Algo muy importante es que no se ha sentido en estos municipios, principalmente que colindan con Tamaulipas, el efecto ‘cucaracha’ hacia esta zona, sin embargo, eso no quiere decir que nos vayamos a relajar, o que no vayamos a estar presentes. El hecho de que no se hayan tenido avistamientos de convoy de camionetas o de personas sospechosas no quiere decir que tanto las autoridades federales, estatales o municipales vayamos a aflojar la presencia en toda esta región”, indicó.

Ahí el mandatario reveló que en el estado de Tamaulipas se detuvo a dos cabecillas de la delincuencia organizada sin dar más detalles del operativo realizado por la Policía Federal y la Marina, argumentando que era atribución de la federación brindar más información.

El problema que ocupa a las autoridades municipales y estatales, es el de las extorsiones telefónicas. Aunque las autoridades aseguraron que no es un problema grave, sí acordaron instalar anuncios panorámicos en toda la región y hacer una campaña de comunicación para orientar a la gente de cómo actuar en este tipo de casos y evitar ser víctimas.

“Ya no únicamente hablan diciendo o presumiendo ser del crimen organizado, sino de algunas dependencias, haciéndose pasar por funcionarios de dependencias federales, etcétera, para tratar de sacarle dinero a los alcaldes”, reveló.

Durante la reunión, el mandatario reconoció el esfuerzo de los municipios de la región citrícola para conformar sus Policías, pese a los recursos limitados.

“Todos ellos han hecho un esfuerzo extraordinario, sabemos que los presupuestos no son amplios, pero han invertido o más bien han priorizado el gasto para seguridad y eso se ha visto reflejado en una disminución de los índices delictivos de esta zona”, indicó.

La reunión concluyó a las 13:00, en esta ocasión solo duró poco más de una hora porque todos los funcionarios querían llegar a tiempo para ver el partido de México contra Brasil.