Recomiendan revisar protocolos de seguridad por caso Jalisco

Experto señala que se deben tomar las medidas preventivas para hacer frente a ataques del crimen organizado.

Monterrey

Aunque no podría asegurar que en Nuevo León se pueda presentar un caso similar al de Jalisco, donde la delincuencia derribó el viernes un helicóptero de la milicia, el experto en seguridad Sergio Alejandro Zúñiga recomendó tomar aquí las medidas pertinentes.

El empresario en el ramo de la seguridad y ex director de la Policía de Monterrey comentó que en la entidad aunque se redujo considerablemente la presencia delictiva y el sistema de seguridad implementado ha sido exitoso, aún falta mucho por hacer.

“No te lo podría más sin embargo siempre deben de tomarse la mayor cantidad de medidas preventivas al momento de llevar a cabo una incursión considerando todos los factores de riesgo que conlleva el acercarse a personas armadas, debes siempre de considerar lo máximo el tope de riesgos y así también debes de preparar a tu gente para evitar este tipo de eventos.

“Yo creo que se deben de tomar las medidas preventivas para poder saber en qué momento pueden incursionar desde el aire las fuerzas; yo creo que debes de medir el poder de fuego, tu estado de fuerza que tienes contra el estado de fuerza que tienen las otras gentes y ver si tienes mayor apoyo por tierra para poder llevar a cabo una acción de esa naturaleza”, dijo.

La versión de Zúñiga surge luego que el viernes se registraron diversos actos delictivos y se desató la violencia en Jalisco por parte de integrantes de la delincuencia organizada como reacción por la intervención del Gobierno Federal para combatirlos.

El saldo, según información del Gobierno de Jalisco de 39 bloqueos en 25 municipios, de los cuales siete son de la zona metropolitana de Guadalajara y 18 del resto del estado. Además de cuatro enfrentamientos y tres intentos fallidos de bloqueos.

Hubo 19 detenidos, siete muertos y 19 heridos, de los cuales 13 son elementos de corporaciones federales, uno de la Policía Estatal, mientras que los demás serían civiles.

Sobre los bienes afectados son cinco gasolineras incendiadas, 11 sucursales bancarias, dos negocios particulares y 36 vehículos incendiados, también hubo 12 puntos carreteros cerrados, que ya fueron liberados en su totalidad.

“En el estado (de  Nuevo León) es evidente que ha mejorado, sin embargo la labor que está llevando a cabo las autoridades federales y estatales en relación a información, análisis e inteligencia que se hacen diariamente para la captura de información necesitan poderla aprovechar para poder desplegar el equipo operativo en las diferentes áreas en donde pueda existir algún tipo de riesgo”, comentó.