Aplicarán 29 mdp en seguridad cada mes

La partida total del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) será de 294 millones de pesos, de los cuales una parte ya llegó al estado en enero, dice informe.
El presupuesto se destinará a gastos para seguridad del estado.
El presupuesto se destinará a gastos para seguridad del estado. (José Luis Tapia)

Tampico

Tamaulipas ya recibió la primera partida mensual por el Fondo de Aportaciones para Seguridad Pública (FASP) que otorga el gobierno federal a las entidades.

En enero contó con 29.4 millones de pesos, cifra que estará recibiendo por mes hasta octubre, señala la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. En total, el monto acumulado es de 294 millones de pesos.

La información se publicó este viernes en el Diario Oficial de la Federación, destacando cómo será la ministración del dinero durante el 2015. Cabe señalar que el monto quedó establecido dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio 2015, aprobado por la Cámara de Diputados.

Descarta el documento emitido por Hacienda este viernes que en la distribución y calendarización del recurso, al gobierno del estado se le enviaron 29 millones, 846 mil 526 pesos el mes anterior. La cantidad quedará establecida de forma fija para los siguientes meses, siguiendo los lineamientos previamente publicados por la Secretaría de Gobernación.

Así, de acuerdo a este calendario, Tamaulipas recibió el primer apoyo federal para apoyo a la seguridad pública, esperando la confirmación de la nueva ministración correspondiente a febrero.

Para este 2015, el Fondo de Aportación para la Seguridad Pública de los Estados contempla 294 millones, 865 mil 259 pesos para la entidad, lo cual representan 8.9 millones más comparado con el ejercicio anterior, obteniendo 285 millones, 887 mil 876 pesos en el 2014. Esto representa una alza del 3 por ciento.

Los lineamientos del Fondo de Aportación a Seguridad Pública de los estados establecen que el recurso debe ejercerse en aspectos como la prevención social de la violencia, fortalecer las evaluaciones de control y confianza como el sistema penitenciario, profesionalizar las instituciones, así como para la implementación del nuevo sistema de justicia penal, e incluye proyectos de infraestructura que ayuden a una mejor vigilancia.