Pide Mauricio evitar liberación de asesinos confesos

El alcalde de San Pedro pidió al Estado exhortar al presidente del TSJ, Carlos Arenas Bátiz y lo calificó como irresponsable. 

San Pedro Garza García

Ante los problemas de presunta corrupción en el Poder Judicial, el alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández Garza, solicitó al gobernador del Estado enviar un exhorto al presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) para que cubra las fallas que eviten la liberación de asesinos confesos.

Al término de la reunión de alcaldes con el Gobierno del Estado en materia de seguridad en el Palacio de Gobierno, el munícipe de San Pedro arremetió contra el presidente del TSJ, Carlos Arenas Bátiz, a quien ya "le hartó" por "nadar de muertito".

"Hace lo que se les antoja y estamos hartos de tanta arbitrariedad del Poder Judicial en este estado y falta de compromiso de que el señor responsable, que es Carlos Arenas, ni siquiera ha mandado una mendiga iniciativa para reformar, ajustar o adecuar la Ley.

"Hoy (martes) presenté que se haga un exhorto al Poder Judicial por parte del gobernador sobre este tema, y quedó el secretario general (Manuel González) que hoy (miércoles) se va a redactar este documento para enviarlo mañana (jueves)", mencionó el munícipe sampetrino.

Fernández Garza indicó que Adrián de la Garza Santos, alcalde de Monterrey, se unió a la propuesta y este miércoles los demás munícipes metropolitanos lo tendrán para poder firmar el exhorto.

La semana pasada, el edil sampetrino ya había solicitado su remoción de su cargo al funcionario judicial por considerar que aplica criterios muy "puritanos" que terminan por liberar a los delincuentes que detiene la policía.

Al día siguiente, ante los señalamientos del alcalde sampetrino, Arenas Bátiz descartó haber dado alguna orden a los jueces e incluso atribuyó las liberaciones de delincuentes porque la Constitución así se los ordena, de acuerdo con los nuevos criterios establecidos en la ley.

En tono molesto, Fernández Garza recriminó la actuación del funcionario judicial al contestar excusas "estúpidas" que generan que se sospeche de corrupción.

"Lo único que sé es que me ha liberado a personas que están confesas como asesinos y secuestrados por tecnicismos legales, aparentemente la intención de este señor es preocuparse de cómo libera asesinos y no cómo los mete a la cárcel.

"Quieren navegar de muertitos, y dependiendo del sapo la pedrada, y aplica el criterio que fregadamente se les antoja (...) Deja mucho qué pensar con todos los problemas de corrupción en este país y que digan cuáles son las fallas y los criterios que norman su actuar, y en el caso de Nuevo León se están haciendo güeyes, que no se haga menso y que busque excusas estúpidas como me contestó", criticó.