Descartan secuestro en vivienda de García

El procurador Javier Flores informó que se cuenta con la declaración de los familiares quienes aseguraron que están internados en la casa, utilizada como centro de rehabilitación, con su ...
Las personas estaban en buen estado de salud, según informó la autoridad estatal.
Las personas estaban en buen estado de salud, según informó la autoridad estatal. (Erik Solheim Rocha )

Monterrey

La Procuraduría General de Justicia en Nuevo León descartó un secuestro en un domicilio de la colonia Villas de Álcali, en el municipio de García, donde ayer trascendió que se había rescatado a un grupo de 16 personas que supuestamente se encontraban retenidas en contra de su voluntad.

El titular de la dependencia, Javier Flores Saldívar, informó que el operativo se realizó porque la Policía Municipal detectó el traslado de varios jóvenes desde Santa Catarina hasta García, lo que les pareció sospechoso, por lo que procedieron  a la detención y a notificar a la Agencia Estatal de Investigaciones.

Se confirmó que, tras realizar la revisión de los internos del centro de rehabilitación denominado La Paz, estaban en buen estado de salud, descartando que presentaran huellas de tortura.

“En ese asunto en particular cuando fueron puestos a disposición los detenidos, los familiares de los pacientes fueron a decir que ellos mismos los habían internado en ese centro, entonces probablemente, el centro de orientación y denuncia pone en libertad a las personas bajo reserva para tener toda la calidad de todos los detenidos.

"No se trataba, es como un acto similar que hubo hace como unas tres semanas o cuatro, no hubo realmente una privación ilegal de la libertad, administrativamente tiene que verse el tipo de medidas que se están utilizando ahí, pero desde el punto de vista penal bajo las reservas de que se sigue integrando la carpeta se tiene por ponerlos en libertad provisionalmente”, indicó el procurador.

Además, Flores Saldívar dijo que se cuenta con la declaración de familiares, quienes refirieron que están internados bajo su consentimiento.