Secretario niega invasiones; juicios dicen lo contrario

Roberto Russildi expresó que no tiene información de daños a reservas naturales.
Se denunció que en la zona del Obispado existen obras en espacios reservados.
Se denunció que en la zona del Obispado existen obras en espacios reservados. (Victoria Félix)

Monterrey

Mientras que el secretario de Desarrollo Sustentable, Roberto Russildi Montellano, aseguró que ninguna de las reservas naturales protegidas de competencia estatal y federal son invadidas, los archivos históricos sobre litigios emprendidos contra funcionarios por permitir desarrollos inmobiliarios en las faldas de los cerros demuestran lo contrario.

Luego de que el activista Guillermo Martínez Berlanga denunciara que al menos el 20 por ciento de las zonas naturales protegidas está siendo invadido por empresas inmobiliarias, el funcionario estatal descartó tal situación.

"Los límites establecidos para las áreas naturales protegidas están siendo respetados y están siendo cuidados, en las áreas naturales protegidas estatales están siendo cuidados por la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

"Son 29 áreas naturales protegidas del Estado y esas las estamos cuidando nosotros, continuamente les damos vigilancia y no tenemos situaciones de invasiones", aseguró el funcionario estatal.

De igual forma, mencionó, en el caso del Cerro del Obispado, el informe que tienen es que los límites están siendo respetados, y que lo mismo sucede en las áreas naturales protegidas de competencia federal.

"Las áreas más grandes, el Parque Nacional Cumbres, el Cerro de la Silla, son de competencia federal y hasta donde yo estoy informado tampoco se está invadiendo y la Federación está tomando buen cuidado de que no se metan a los límites del área natural protegida", precisó Russildi Montellano.

Por tal motivo, exhortó al activista a llevar su denuncia ciudadana a la Secretaría de Desarrollo Sustentable, y en caso de que exista alguna ilegalidad, "tomar cartas en el asunto".

Existen juicios por invasiones

No obstante, en Julio de 2015 se ganó un juicio de amparo en contra del delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en Nuevo León por invasiones urbanas que se estaban realizando dentro el Cerro de La Silla, catalogada como área natural protegida y monumento natural, según consta en el expediente 987/2015.

Sobre esto, el abogado ambientalista Alberto Sada Robles, quien ha emprendido litigios desde hace 15 años contra autoridades que permiten el desarrollo inmobiliario en zonas naturales, vio grave que Desarrollo Sustentable niegue un problema que ha existido por mucho tiempo.

"En nosotros está el hacer las denuncias, si como personas detectamos o se puede presumir que están invadiendo terrenos protegidos hay que hacer denuncias y acompañar las pruebas.

"Qué pena que seamos nosotros los que tengamos que provocar que se pongan a trabajar las autoridades . Ya lo hemos hecho a través de los juicios de amparo", argumentó.

Desde hace 15 años, dijo, han actuado para impedir afectaciones en el parque Rufino Tamayo, la zona montañosa de San Pedro Garza García, el río Santa Catarina, entre otros.