Casi mil cazadores extranjeros llegaron a Coahuila en 2016

La Secretaría de Medio Ambiente, informó que tras el regreso de la seguridad, quienes practican este deporte retornaron al Estado para la caza invernal.
La temporada 2016 de cacería en Coahuila, tuvo la participación de más de mil cazadores extranjeros.
La temporada 2016 de cacería en Coahuila, tuvo la participación de más de mil cazadores extranjeros. (Especial)

Saltillo, Coahuila

La Secretaría de Medio Ambiente (SEMA), registró a 996 ciudadanos norteamericanos que participaron en la temporada de Caza Deportiva 2016, que concluyó en junio y gran cantidad de los cuales retornaron a Coahuila ante la recuperación de la tranquilidad y la seguridad en el Estado.

"Como resultado del trabajo que en forma conjunta llevan a cabo las autoridades encargadas de velar por la seguridad de la población, en base a los importantes logros que se tienen en este rubro, los cazadores nacionales y extranjeros retornaron al Estado para desarrollar esta actividad", dijo Eglantina Canales.

Al término de la Temporada de Caza, los propietarios de las UMAS tienen la obligación de reportar a la Secretaría el número y la especie de ejemplares recolectadas.

La Secretaria de Medio ambiente, destacó que se tienen registradas 817 Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMAS), anteriormente conocidos como ranchos o ejidos cinegéticos.

La gran mayoría de ellas, recordó, se ubican en localidades del Norte de Coahuila, donde se autoriza la caza deportiva principalmente de venado, jabalí, paloma y guajolote.

Detalló, que la SEMA entrega los cintillos de autorización para esta práctica a los dueños de las UMAS, quienes a su vez contratan o negocian con los cazadores, nacionales o extranjeros, para desarrollar esta actividad.

De acuerdo a la población de fauna que se tenga en estas propiedades y en un marco sustentable y de protección al medio ambiente, se autorizan los permisos para la caza deportiva.

Indicó que al término de la Temporada de Caza (de abril a agosto de cada año), los propietarios de las UMAS tienen la obligación de reportar a la Secretaría de Medio Ambiente el número y la especie de ejemplares recolectadas.

JFR