Se reúnen gabinetes de seguridad de NL y Coahuila

El objetivo del encuentro fue establecer la realización de operativos en los límites con Nuevo León, ante la ola de violencia que se registra en el vecino estado de Tamaulipas. 
La reunión fue con gabinetes de seguridad de ambos estados.
La reunión fue con gabinetes de seguridad de ambos estados. (Raúl Palacios)

Monterrey

Los estados de Nuevo León y Coahuila hicieron un pacto para reforzar la seguridad en la frontera y evitar que el efecto cucaracha invada toda la región noreste.

Al mediodía de este lunes los gabinetes de seguridad de ambos estados, así como representantes del Ejército Mexicano, Policía Federal, Instituto Nacional de Migración y Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) se reunieron por más de una hora a puerta cerrada para acordar las acciones conjuntas.

El secretario general de Gobierno de Nuevo León, Álvaro Ibarra, informó que entre los acuerdos está coordinar operativos para desactivar células criminales; revisar la incidencia delictiva para zonificar operaciones y rutas; alertar sobre eventos que pudieran generar conflicto en la región e intercambiar información de las averiguaciones previas que se realicen en ambas entidades.

"Y evaluar permanentemente los operativos acordados para medir los avances y en su caso orientar las acciones en contra de la delincuencia organizada", añadió el funcionario nuevoleonés.

Con estas acciones los estados hacen su parte dentro de la estrategia anunciada por el Gobierno de la República, según se informó.

El despliegue operativo acordado se omitió por razones de seguridad, pero el secretario general de Gobierno de Coahuila, Armando Luna Canales, aseguró que los caminos darán seguridad a la población.

"Yo diría que más que blindar las fronteras entre los estados lo que vamos a hacer es abrirlos a las personas que quieren comerciar, a las personas que quieren transitar libremente, a los empresarios que quieren realizar su actividad productiva y para esto necesitamos eliminar la amenaza de los grupos delictivos y de los delincuentes, justamente es la acción orientada que estamos haciendo", dijo.

Ante los cuestionamientos de que en Coahuila pudieran refugiarse líderes delictivos, como ha ocurrido en la entidad, el funcionario no descartó tal situación.

"No descartamos ningún tipo de acción de los grupos delictivos y lo que nosotros hacemos es hacer todo lo necesario para que no puedan ni presentarse, ni vivir, ni manifestarse en términos violentos, ni siquiera de residencia en el estado de Coahuila y para eso se mantiene el patrullaje y una estrecha tarea de investigación e inteligencia y el caso de esta reunión va ser mucho más fructífero", mencionó.

Esta reunión se realizará periódicamente y se pretende sumar al estado de Tamaulipas, con el que Nuevo León también ha implementado operativos de blindaje.

"Con este compromiso de trabajo conjunto de acciones coordinadas que hemos establecido los grupos de coordinación en materia de seguridad de Nuevo León y Coahuila seguiremos consolidando la seguridad en la zona noreste del país en beneficio de los habitantes de esta región y en concordancia con los esfuerzo que realiza el gobierno del Presidente de México Enrique Peña Nieto, dentro del programa denominado por un México en Paz", dijo el secretario general de Gobierno de Nuevo León.