Denuncian saqueo de fósiles al sur de NL

En algunas comunidades dicen tener un comprador asiduo, incluso, una persona trató de vender fragmentos de la mandíbula de un tapir prehistórico en solo tres mil pesos.
El primer caso se registró en el ejido El Nacimiento, del municipio de Aramberri.
El primer caso se registró en el ejido El Nacimiento, del municipio de Aramberri. (Especial)

Monterrey

El saqueo y venta sin autorización de fósiles, al sur de Nuevo León, parece estar cobrando mayor fuerza, cayendo incluso en amenazas a los investigadores que realizan el trabajo de campo.

A decir de la arqueóloga, Araceli Rivera Estrada, especialista del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Nuevo León, durante el presente año se registraron saqueos de material fósil en diversos sitios de la sierra de Aramberri y Zaragoza.

El primer caso se registró en el ejido El Nacimiento, del municipio de Aramberri. Ahí el equipo se disponía a recuperar un hueso largo, presuntamente de un mamut, así como fragmentos óseos de otros animales.

Al segundo día de la excavación, la comunidad realizó actos de vandalismo en el campamento y se llevaron los huesos. El equipo del INAH interpuso la denuncia correspondiente en la presidencia municipal. Después de tres días, las personas colocaron los ocho huesos en la carretera aunque con severos daños.

"En la misma comunidad nos amenazaron, que no podíamos estar ahí, que quiénes éramos y que los huesos eran muy valiosos para ellos, porque los vendían a una persona. Es la primera vez, en toda mi trayectoria, que sufrimos una amenaza de esa naturaleza", expresó la especialista.

Un segundo caso se dio a mediados del 2015 cuando se detectó la venta de fósiles marinos, entre ellos los ammonites, en la comunidad El Pame. Por estas acciones se han destruido bancos importantes de material que aún no había sido estudiado por los especialistas.

Presuntamente los ejidatarios venden los materiales a una persona que se identifica como, Sergio Briones, quien trabaja en la zona.

Incluso, en Zaragoza, una persona pretendió vender fragmentos de la mandíbula de un tapir prehistórico en tres mil pesos.

"No teníamos registro de contar con huesos de tapir, es una especie muy extraña en Nuevo León; es una práctica muy triste", afirmó Rivera Estrada.

Saqueo en la región

Tras la temporada de campo generada en este año, la arqueóloga, Araceli Rivera Estrada, expresa que la actividad de saqueo en el patrimonio paleontológico se ha visto "como nunca antes".

Rivera describe daños completos a sitios donde prevalecen los fósiles marinos, sitios que hasta hace unos años permanecían "protegidos" gracias a su inaccesibilidad.

En ambos casos, tanto en el ejido El Nacimiento, como en El Pame, los investigadores acudieron atendiendo una denuncia anónima sobre la aparición de restos fósiles.

"Se tratan de investigaciones únicas en su tipo en México, hemos avanzado mucho con hallazgos de yacimientos con megafauna importante, y asociados con grupos indígenas. El saqueo destruye toda clase de información que podemos obtener", criticó.

Indica que se está reuniendo la información para presentar una denuncia ante la Procuraduría General de la República en Nuevo León, por estos acontecimientos.

El desvalijamiento y venta de fósiles en el sur de Nuevo León se suma a las denuncias que los biólogos han hecho, por la extracción ilegal de cactáceas endémicas, como informó MILENIO Monterrey en 2013.