De 4 unidades de Ruta Rosa en Torreón sólo funcionan 2

El director del DIF señaló que es porque los usuarios bajaron y de 200 que atendían ahora sólo son 25. Ciudadanos señalan que las unidades traen poca gasolina y temen vuelvan a parar el servicio.
El martes se manifestaron usuarios por la suspensión del servicio.
El martes se manifestaron usuarios por la suspensión del servicio. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

El servicio de transporte para grupos vulnerables Ruta Rosa reinició actividades, sin embargo, algunos de sus usuarios afirman que con carencias.

"Hay irregularidades todavía que están tapando y estamos pensando en hacer otro bloqueo. Son cuatro camiones y nada más hay dos en servicio", declaró
Heriberto Olivas.

Indicó que tiene conocimiento de que desde este miércoles reiniciaron labores las dos unidades de la ruta, pero con poco combustible, lo pone en riesgo su operación para los próximos días.

"Queremos que pongan las cuatro unidades, pues hay personas que dejaron de ir a terapias porque no hay camiones. Queremos que vean que también existimos y que somos parte de la sociedad".

"Sí funcionan las unidades, pero sabemos que las traen en reserva de combustible por lo que nos platican algunos choferes. El servicio no está como se debe y dos camiones están inservibles y por eso no funcionan".

Argumentó que usar esa ruta representa un apoyo para muchas personas que como él sufren alguna discapacidad, debido a que en las unidades del transporte público convencionales no reciben el trato que merecen.

"Tenemos necesidades y lamentablemente no contamos con otros medios para transportarnos. En lo particular donde vivo la Ruta Joya nada más tiene una unidad con rampa y cada vez que le hago la parada no me hace caso".

Argumentó que deben funcionar las cuatro unidades como al comienzo, pues hay muchas personas que tienen la necesidad de un medio de transporte con personal capacitado.

Guillermo Covarrubias, director del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), dijo que el problema de falta de combustible quedó resuelto el pasado martes 9 de agosto y fue debido a un retraso en el pago de proveedores que catalogó como normal por el periodo vacacional.

"Fue un retraso con el proveedor, a veces les deja uno de pagar y el desfase ocurrió por las vacaciones, sin embargo la situación ya fue regularizada".

Sobre el motivo por el que funcionan a penas un par de unidades, dijo que se debe a que los usuarios bajaron.

"Ahorita tenemos dos unidades en funcionamiento porque bajó mucho la demanda a raíz que entró el programa UNEDIF. Teníamos 200 personas con discapacidad y ahora atendemos apenas 25 personas".

Mantener el servicio resulta costoso para la paramunicipal, pues el año pasado con las cuatro unidades eran 2 millones y medio de pesos el año y ahora con menos vehículos la mitad.

"Exigimos que nos rindan las cuentas reales y nos expliquen sobre eso. El último monto de pasivo que conocemos era de entre 12 y 16 mdp y haremos el exhorto de que se le inyecten recursos para subsanar porque deben dejar cero deuda por ley", dijo Lara.

Por su parte, Sergio Lara Galván, secretario de la Comisión del DIF en el Cabildo, consideró inaceptable que el servicio de las unidades se detenga aunque sea un día y argumentó que eso viene a exhibir la falta de liquidez que tiene la dependencia.

"El DIF viene arrastrando una deuda que no ha podido liquidar y esa situación merma la capacidad financiera del organismo, lo cual hace que se vean limitados en sus obligaciones".

Dijo que exigirán al organismo una explicación sobre sus manejos financieros y también harán un exhorto a la Comisión de Hacienda para que cubra el pasivo histórico que se tiene desde la administración pasada.

dcr