Alcalde ve con escepticismo sanción a Ruta 400

Víctor Pérez Díaz, munícipe de Santa Catarina, manifestó que estará al pendiente de que se cumpla el castigo a la empresa de transporte urbano. 
La Ruta 400 fue sancionada con un millón de pesos.
La Ruta 400 fue sancionada con un millón de pesos. (Raúl Palacios)

Monterrey

El alcalde de Santa Catarina, Víctor Pérez Díaz, tomó con escepticismo la presunta multa que se le impondrá a la Ruta 400 por falta de renovación de sus unidades y señaló que solicitará copia de la resolución, así como tener conocimiento cuando se cumpla.

Este martes, el director de la Agencia Estatal para la Racionalización y Modernización de Transporte Urbano, Víctor Martínez, dio a conocer la imposición de una multa por un millón de pesos a la empresa de la Ruta 400, por incumplir en lo solicitado.

“¿Hay realmente un plan de renovación de la ruta? Que nos digan dónde están las fechas, los compromisos y la notificación a la ruta, para que se ejerzan consecuencias legales.

“La verdad, yo estoy escéptico, y le voy a pedir estas constancias a la Agencia Estatal del Transporte”, dijo.

El alcalde de Santa Catarina dijo que se presume una colusión con los empresarios de esta ruta, debido a que todas las violaciones que han realizado a la ley ya ameritaban el retiro de la concesión y sin embargo no ha sido así.

Señaló que después de haberle dado tantos plazos al transportista, no podrá creer en la sanción hasta no verla por escrito y notificada.

“Hasta no ver si es cierto que no está engañando a la gente y a los medios de comunicación”, dijo.

El munícipe dio a conocer que nunca ha tenido un acercamiento con los dueños de esta ruta, sino con los vecinos que le insisten constantemente en que sea más contundente para exigir un cambio en esta situación, situación por la que acudió directamente con el gobernador del Estado.

En cuanto a las explicaciones de los transportistas respecto a la renovación de sus unidades con equipos en base a gas natural, Pérez Díaz dijo que se puede tratar de un pretexto para postergar la inversión.

“Eso puede ser un trampa para hacerlo, obviamente no les permitiremos la instalación de gaseras en zonas de riesgo; aquí no hay condiciones, tienen que dar servicio a la gente sin que medie nada, ahora me van a  decir que no va a hacer nada porque no les quiero dar permiso, esas trampas no se valen”, dijo. 

Señaló que la supuesta operación de unidades con gas natural puede ser la excusa perfecta para no renovar la flotilla, no dar el servicio y quedarse del mismo modo.

Además, dijo que al municipio no le han solicitado formalmente la instalación de ninguna gasera y se ha tratado sólo de ideas que se han manejado en el transcurso de esta lucha de los vecinos contra la mala operación de la ruta.

 Dijo que si las ubicaciones donde se pretenden poner gaseras, son  factibles para el uso de suelo, no habrá ningún problema, pero si por comodidad las quieren poner en zonas habitadas, no será permisible.

“Yo lo que no quiero es que luego lo usen como pretexto para decir que el alcalde obstaculiza la modernización de las rutas”, puntualizó.