El running, la fuente del bienestar físico y mental

Más que una moda, correr es un oasis de salud para toda la familia, donde se necesita disciplina y constancia para sacar el mayor provecho.
La correcta preparación del corredor evita lesiones y maximiza el rendimiento
La correcta preparación del corredor evita lesiones y maximiza el rendimiento (Milenio Digital)

Guadalajara

Correr no es una moda, es un estilo de vida que cada vez más personas han adoptado para ejercitar el cuerpo e involucrarse en un deporte que une familias y se ha convertido en un instrumento de salud al alcance de todos.

La práctica del atletismo implica disciplina en todos los aspectos, la alimentación, el descanso y por supuesto la preparación, por lo que un adecuado entrenamiento es indispensable para tomar parte en una competencia como la de este domingo que organiza GRUPO MILENIO: A Correr Familia, este 26 de octubre en el Parque Metropolitano.

Esta carrera es una convivencia atlética de 1, 5 y 10 kilómetros. Para los participantes que desean seguir en running, deben tener cierta preparación para correr sin riesgos de lesión, desgaste físico o deshidratación, entre otros problemas que pueden surgir durante y después de la carrera si no hay una rutina adecuada.
Es decir, que debe haber primero una correcta preparación física y una metodología de entrenamiento previo, pues primero hay que fortalecer el cuerpo, adquirir una mejor forma física de la que se tiene antes de la práctica deportiva y establecer una rutina alimenticia para tener un peso ideal y poder correr en competencia.

Eso lo saben los atletas que ya practican esta disciplina, quienes entrenan de tres a cuatro días a la semana, en el caso de los corredores recreativos o con
entrenamientos de hasta seis o siete días a la semana para personas que ya practican el atletismo de manera profesional, siguiendo una rutina de distancia, fuerza, elasticidad y cambios de ritmo.

Las cargas y periodos de entrenamiento pueden ser de una hora o más, tomando en cuenta desde el estiramiento, los ejercicios y el trote, hasta completar una hora de trabajo metodológico.

Las horas de entrenamiento diario y las distancias dependerán del tipo de carrera en la que se participa, pero siempre trabajando la fuerza, elasticidad y rapidez, sin pasar por alto el estiramiento al principio y al final del entrenamiento.

La alimentación es básica
Tener una buena preparación para correr no significa sólo tener un buen entrenamiento, sino que éste debe ir acompañado de una sana alimentación y equilibrio
entre los grupos alimenticios.

Aunque cada atleta puede llevar los cuidados de un nutriólogo, de acuerdo a sus propios requerimientos, en términos generales, el comer frutas, verduras, carnes, proteínas y cereales es lo que recomiendan los expertos; es decir, llevar una alimentación balanceada eliminando los refrescos, las grasas, disminuir el consumo de pan y tortillas.

De acuerdo con los expertos, existen tres grandes grupos de alimentos básicos importantes que le dan al cuerpo lo que requiere: el de los cereales y tubérculos que proporcionan carbohidratos y que ayudan a tener energía para el mejor desempeño de los músculos. El de los alimentos de origen animal, leguminosas y semillas oleaginosas que proporcionan proteínas que ayudan a tener una buena masa muscular; y el de las frutas y verduras, que proporcionan vitaminas y
minerales. Unos días antes se debe aumentar la ingesta de carbohidratos como pasta, arroz, papa cocida, pan integral, maíz y evitar alimentos ricos en grasa animal y lácteos.

El día de la carrera tampoco se debe pasar por alto el desayuno ni experimentar algo distinto a lo acostumbrado. Se debe tomar por lo menos dos horas antes de la carrera un alimento ligero como avena con agua, un plátano, almendras, yogur de beber, rollitos de jamón, pan tostado con crema de cacahuate
o una barra de cereal. 

Al término de la carrera el cuerpo necesita reponer lo que se ha desgastado y es importante recibir un aporte de carbohidratos y proteínas, por lo que es recomendable además de rehidratarse, comer un plátano para reponer carbohidratos y tomar proteínas, para después tener una buena comida que contenga carbohidratos, proteínas y vitaminas.

Para preparar los músculos
Para tener un buen desempeño en la competencia A Correr Familia, es menester que los participantes tengan un buen descanso. Si bien es cierto que todos los
que participan en una carrera buscan bajar su tiempo de competencia, en los dos días previos no se puede ganar o perder nada.

Entrenar a marchas forzadas a dos días de la justa atlética no es recomendable, pues puede generar una lesión o cansancio para el momento de salir al asfalto,
por eso es que se recomienda que haya descanso activo. Por ejemplo, este viernes y sábado se recomienda un trote ligero de cinco kilómetros para no perder la forma.

El sábado por la noche es necesario un masaje de 15 minutos para que los músculos estén distendidos y listos para el 10 k. Este masaje no debe ser profesional,
aunque en la ciudad hay muchos kinesiólogos que desde 150 pesos dan masajes como puestas a punto para el disparo de salida.

El descanso es la clave para dar el extra en la carrera, por lo que el día más importante es hoy. Se recomienda que este viernes se duerma temprano, pues muchas personas no pueden dormir bien el día previo a la competencia.

Hidrátese previo a la competencia
Un buen calzado,un buen entrenamiento y una buena alimentación, de poco sirven en una carrera atlética si no hay una excelente hidratación. Iniciar bien hidratado y mantenerse en óptimas condiciones durante la competencia garantizarán el mejor rendimiento del runner.Ya sea profesional o amateur,la ingesta de líquidos es fundamental para una competencia como será A Correr Familia, de GRUPO MILENIO. Los expertos recomiendan beber agua dos horas antes del disparo de salida,hidratarse durante el trayecto y hacerlo también ya concluida la actividad física.

“Es importante que el corredor llegue a la competencia bien hidratado, es recomendable que así como desayuna ligero, tome agua para que llegue al cien al comienzo de la carrera; se recomienda que beban agua dos horas antes de iniciar la carrera”, dijo Luis Torres, instructor físico.

Muchos mitos giran en torno a la hidratación, máxime en este tipo de eventos deportivos, sin embargo, el preparador físico estajante al señalar que el agua natural es el mejor líquido para hidratar el cuerpo antes, durante y después de la carrera, advirtiendo que las bebidas rehidratantes deben utilizarse 40 minutos después de habercruzado la meta.“Realmente la mercadotecnia hace que muchas personas se hidraten en estas competencias con bebidas rehidrantes, que ayudan a recuperar sales minerales y electrolitos, pero lo que pocos saben es que el agua es el mejor líquido y el ideal, pues tomar estas bebidas sólo provocará que el riñón trabaje más de lo debido y afecte el rendimiento del corredor”.