Cambian reglamentos para callar a ruidosos

Se detalla que habrá una coordinación entre la Policía y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey para dar seguimiento a los casos.
La regidora Éricka Moncayo, presidenta de la Comisión de Gobernación y Reglamentación.
La regidora Éricka Moncayo, presidenta de la Comisión de Gobernación y Reglamentación. (Ricardo Alanís)

Monterrey

Con la intención de combatir a los vecinos y empresas ruidosas, además de desarrolladores habitacionales que afectan seriamente la ecología, el Ayuntamiento de Monterrey aprobó modificaciones a los reglamentos de Policía y Buen Gobierno, y el de Protección al Ambiente.

Con multas que van desde los dos mil pesos, en el caso de ruido en casas y empresas, hasta dos millones de pesos, en el caso de daño ecológico, quedaron modificadas ambas normativas.

En el caso de ruido, se establece que de 06:00 a 22:00 se podrá emitir un ruido máximo de 55 decibeles, y por la noche de 22:00 a 06:00 50 decibeles. De violar esta norma cualquier persona podrá llamar a la Policía, que acudirá al domicilio, levantará un acta y será entregada a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, que a su vez, emitirá un apercibimiento, si se trata de la primera queja, pero si no es así, se aplicará una multa de hasta 20 cuotas, es decir, unos dos mil pesos.

“¿En qué consiste?, la Policía no puede entrar a ninguna casa-habitación y son los principales reportes de ruido que hay en casas-habitación y lo que queremos hacer es lo siguiente: que el policía llegue, obviamente, pida que se baje el volumen, pero que se haga un informe circunstanciado, es lo que estamos reformando, ese informe circunstanciado lo va a entregar a la Secretaría de Desarrollo Urbano.

“Desarrollo Urbano va a proceder a hacer, primero, un apercibimiento; posteriormente, una multa. Hoy en día no existe ese enlace porque va Policía, atiende el llamado y luego obviamente en la noche no acude lo que es Sedue, por eso acude la Policía, la gente le llama a la Policía. Más que nada, la reforma va enfocada a crear la figura del informe circunstanciado para que se pueda generar una sinergia entre Policía y desarrollo urbano y poder proceder a una multa”, dijo la regidora Éricka Moncayo, presidenta de la Comisión de Gobernación y Reglamentación.