Un millón 800 mil peregrinos acuden a la Romería

La Generala fue recibida con fervor. Asistencia ya superó la del 2015.

Guadalajara

Un millón 800 mil peregrinos es el cálculo estimado de asistentes a la Romería de Zapopan, desde las cuatro la tarde de ayer hasta el arribo de La Generala a su Basílica, alrededor de las 10:30 horas de este 12 de octubre.

Así lo dio a conocer el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, quien encabeza la supervisión del evento.

TE RECOMENDAMOS: Con toda tranquilidad transcurre Romería de Zapopan

"Tenemos aproximadamente una participación de un millón 800 mil personas, que superan en aproximadamente en 300 mil las que tuvimos el año pasado", resaltó.

El primer edil indicó que se dispusieron 25 cámaras de videovigilancia en la explanada de la plaza de Las Américas Juan Pablo II, que monitorean a detalle a la multitud congregada para la celebración eucarística que encabeza el cardenal y arzobispo de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega.

Hasta el momento, la Policía Municipal da cuenta de 29 personas detenidas: "18 menores de edad y 3 adultos que ya reportábamos en Ávila Camacho esquina San Jorge y 9 más por alterar el orden público", dijo Lemus.

Los miles de romeros recibieron con gran fervor a la venerada imagen, y escuchan atentos el mensaje del arzobispo que se centra en los derechos de los ciudadanos y las familias.

"Muchos ciudadanos viven ahora bajo el camino del desánimo y de la desesperanza, y han perdido la confianza en las instituciones, incluso en la familia. Podemos caer también en la tentación de construir una sociedad donde no tengan cabida las formas de pensar diferentes y dónde se exige el respeto a los propios derechos, pero se violentan los de los demás o se olvidan de exigirse a sí mismos las obligaciones como buenos ciudadanos", expresó el purpurado.

Robles Ortega oró "por una sociedad donde quepamos todos y podamos vivir con la garantía de un Estado de Derecho, con la plena conciencia de que el templo que Dios quiere edificar es el corazón de cada persona, pero también el corazón de una sociedad justa y en paz".

SRN