Aseguran hidrocarburos por 23.6 mdp en menos de 2 años

El Grupo de Coordinación de Seguridad Pública informó que de 2013 a la fecha se han detenido a 72 personas por robar gasolina, diésel, petróleo, gas, turbosina y nafta.
En septiembre de 2013 una fuga clandestina provocó contaminación a la presa Cerro Prieto.
En septiembre de 2013 una fuga clandestina provocó contaminación a la presa Cerro Prieto. (Roberto Alanís)

Monterrey

De 2013 a la fecha se han asegurado en Nuevo León hidrocarburos por un valor de 23 millones 662 mil pesos como resultado de aprehensiones a 72 personas, según datos proporcionados por el Grupo de Coordinación de Seguridad Pública del Estado.

En una reunión de este grupo, encabezada por Álvaro Ibarra Hinojosa, secretario general de Gobierno, y celebrada este jueves, se abordaron varios temas, entre ellos el robo de combustible y los resultados que se tienen en la materia.

Se informó que en el año de 2013 fueron capturadas 43 personas, quienes había robado hidrocarburos como gasolina, diésel, nafta y petróleo, con un valor de 15 millones 975 mil pesos.

Uno de los mayores aseguramientos en el año 2013 ocurrió el 11 de julio en Cadereyta, donde se decomisaron 212 mil 700 litros de gasolina y se detuvieron a 10 personas.

Además de otro, el 21 de abril, en ese mismo municipio, donde se incautaron 62 mil litros de gasolina y se capturó a un sujeto.

Los municipios en donde ocurrieron las detenciones y aseguramientos de los hidrocarburos en 2013 fueron: Zuazua, García, Galeana, Apodaca, Juárez, Cadereyta, General Bravo, Santa Catarina, Montemorelos, Los Ramones, Escobedo, Sabinas, Los Herreras, Doctor Arroyo y Linares.

El municipio de Cadereyta fue en donde más veces se registró este tipo de robos, con cinco; en García y General Bravo hubo cuatro; en Escobedo, tres; en Juárez y Los Ramones, dos;

mientras que Zuazua, Montemorelos, Apodaca, Linares, Santa Catarina, Los Herreras y Sabinas Hidalgo sólo tuvieron un reporte.

En cinco operativos no hubo personas detenidas.

Por otro lado, en lo que va de 2014 se han detenido a 29 individuos que hurtaron gasolina, diésel, petróleo y turbosina por una cantidad de siete millones 687 mil pesos.

El aseguramiento más importante en este año se dio el 5 de febrero en Los Ramones, donde se decomisaron 62 mil litros de gasolina, aunque no hubo personas detenidas.

En Santa Catarina, el 3 de enero se recuperaron 43 mil litros de turbosina y se capturó a una persona por ese hecho; en se mismo municipio, el 13 de junio se incautaron 44 mil litros de diésel y se detuvo a dos sujetos.

Los incidentes ocurrieron en los municipios de Santa Catarina, General Bravo, García, Apodaca, Los Ramones, Linares, Pesquería, China, Escobedo, General Terán y Mina.

De estas localidades, Santa Catarina fue en donde se presentaron más aseguramientos, con cuatro; seguida de General Bravo, Apodaca, Santa Catarina y García con dos; y Los Ramones, Escobedo, Linares, Pesquería, China, General Terán y Mina con uno.

En cinco decomisos en igual número de municipios no hubo personas detenidas.

El tema del robo de los hidrocarburos cobró mayor relevancia en la opinión pública luego de que hace unos días una toma clandestina de petróleo en Cadereyta generó contaminación al río San Juan.

No obstante, el secretario de Seguridad del Estado, Alfredo Flores Gómez, dijo que el robo de combustible es algo que se tiene como tarea permanente dentro del Grupo de Coordinación.

En el encuentro de trabajo se informó que las autoridades federales se han encargado de vigilar los ductos de Pemex para descubrir posibles tomas clandestinas.

Durante la sesión estuvieron presentes por parte del Estado Jorge Domene Zambrano, jefe de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura; Javier Flores Saldívar, subprocurador de Ministerios Públicos de la Procuraduría General de Justicia del Estado; y Miguel Casio Piña, secretario ejecutivo del CESISP.

Por el Gobierno Federal acudieron el general Tomás Aguirre Cervantes, comandante de la IV Región Militar; el general Salvador Gutiérrez Plascencia, comandante de la Séptima Zona Militar; Silverio Campos Santos, comandante de la Base Operativa de la Marina; Obdulio Pérez Fuentes en representación de la Policía Federal; y Ramón Ernesto Badillo Aguilar, delegado en Nuevo León de la Procuraduría General de la República.