El “robo” de señales de Internet no es delito

Este tipo de fraudes podrían ser denunciados, pero el denunciante sería partícipe de él.
Si acude a buscar este servicio es con su riesgo, indica investigador.
Si acude a buscar este servicio es con su riesgo, indica investigador. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

El “robo” de Internet a través del uso de programas o antenas para descifrar claves para ingresar a redes o señales no está tipificado penalmente en el país, aseguró  Francisco Jiménez Reynoso, profesor investigador de la División de Estudios Jurídicos de la Universidad de Guadalajara.

“No tenemos contemplado que esté tipificado penalmente el robo de una señal por el momento.  En la Ley de Telecomunicaciones, hasta la parte que yo he leído no lo he visto, es un documento denso y que habla de diversas cuestiones y hasta el momento yo no había apreciado que se tengan sanciones penales por hacer este tipo de actividad”, explicó el investigador.

Añadió que estos casos no se pueden comparar con el robo de señal de sistema de cable pues en éste pueden existir evidencias como la alteración en el equipo.

Dijo detectar una situación de fraude por parte de los que instalan los programas en celulares por ofrecer Internet gratuito y no garantizarse. Añadió que en ocasiones el usuario tiene que contar con un saldo mínimo para poder hacer uso del Internet o muchas veces no es efectivo el servicio prometido.

Este tipo de fraudes podrían denunciarse en la Fiscalía Central.  Sin embargo, esto no sería efectivo porque en el afectado también sería parte de un delito, afirmó el académico de la U de G.

“Denunciar un fraude de esta naturaleza viene también a señalar como culpable al denunciante. La persona que está en el supuesto que cree que lo estafaron, pues si, pero él fue a comprar algo entre comillas ilegal, una roba señal, él se va y se queja de que lo engañaron cuando él fue a comprar algo para robar”, explica.

El buscar el servicio con las personas que se dedican a instalar aplicaciones o antenas en plazas, mercados o tianguis. Si usted decide asistir a este tipo de servicios debe ir consciente que la garantía de palabra no garantiza nada.