“A mí me han robado mi país; es una tristeza”

La avenida Hidalgo, con negocios abandonados y con graffiti; sus amigos, al saber que hizo gira en cuatro ciudades de Tamaulipas, rezaron por ella. La intérprete extraña el Tampico que conoció ...
Se presentó la noche del martes 6 de mayo en el Teatro Metropolitano, el cual lució a su máxima capacidad.
Se presentó la noche del martes 6 de mayo en el Teatro Metropolitano, el cual lució a su máxima capacidad. (JESÚS JIMÉNEZ)

Tampico

Han sido incontables las visitas de Susana Alexander al puerto de Tampico, como al Estado de Tamaulipas; sin embargo, la primera actriz manifiesta su tristeza por ver tan vacíos los locales de la Avenida Hidalgo, lo cual es sinónimo de que se están yendo las inversiones, y si es así, “¿cómo podemos venir los artistas, si no hay familias que nos vengan a ver?” La primera actriz, quien realizó una gira de presentaciones en Tamaulipas con su espectáculo “Madre solo hay una, y como yo ninguna”, que incluyó el Teatro Metropolitano del puerto jaibo, dijo con respecto a las vistas que también realizó a ciudades como Ciudad Victoria, Ciudad Mante y Reynosa, que sus amigos rezaron por ella, para que le fuera bien y no le pase nada. Apuntó que le han robado su país, y que por no ser calificado de represor, se están permitiendo muchas cosas.

¿Qué nos comenta ahora en su visita a Tampico con su espectáculo?

Llevo muchos años viniendo a Tampico, pero como nunca he barbeado a nadie, me dio mucha cosa. Estoy impresionada de lo abandonada que está… ¿Cómo se llama la calle principal? ¿Avenida Hidalgo? Para empezar, antes había unas casas maravillosas, una como rosa y otra como de pastel, donde yo daba la vuelta. El caso es que ya no está.Pero aparte de eso, mucho graffiti, todo grafiteado, abandonados los negocios… Si yo fuera un inversionista y veo esto, me voy quedando… Digo, si todo mundo se ha ido, será que no necesitamos venir nosotros los artistas. Pero a lo mejor para ustedes es normal, y no es normal, no era así. Esto no existía así.

De hecho, el último censo del Inegi reportó que Tampico decreció 6 mil habitantes…

Muchos años tengo de venir aquí, en muchos foros trabajé; la primera vez que vine fue en 1973, al Teatro del Tecnológico con Aquelarre, con Blanca Sánchez que en paz descanse, y con mi mamá también que en paz descanse. Ya se me murieron todos, menos yo que estoy para contarlo todavía, en una gira que empezamos en Veracruz donde nos fue muy mal, y aquí en cambio llegamos y fue un éxito. Luego continuamos la gira por el norte del país.

¿Cuántas “madres” lleva, recordando su obra “Cómo ser una buena madre judía”?

Es como Harry Potter, porque cree el público que es la misma, y no. Es Harry Potter pero son diferentes aventuras. Van como cinco diferentes versiones de la madre judía; la última fue “Yo soy una buena madre, abuela y suegra judía”. Para estas edades ya había llegado a eso.

Queda claro que ha sido uno de los personajes más exitosos de su carrera, para estar haciendo todas estas versiones…

Lo que pasa es que cuando necesito a mi mamá, la pongo, para estar con ella. Esa es la razón, me gusta y me divierte. Cuando tengo ganas de ver a mi mamá, voy y la pongo. Hemos tenido otras obras más importantes, pero me gusta hacer a la madre judía.Estoy en este momento haciendo la embajadora del SNTE, dando conferencias motivacionales para los maestros, soy embajadora nacional; llevo 35 años trabajando para el magisterio, ellos me conocen desde hace muchos años, a muchos maestros les di un curso especial, me quedé en sus normales, les di creatividad. Doy una cosa que se llama “Drama in Education” o “Creatividad para la Educación”.Aparte, espectáculos especiales para maestros y estudiantes; es lo que hago en este momento, aparte de mis propios espectáculos como este. Acabo de terminar “Las Mujeres No Tenemos Llenadera”, porque el mes de marzo es de la mujer, y ahora que es mes de la madre, pues “Madre Solo Hay Una, Y Como Yo, Ninguna”.

Ahora inicia gira por el estado de Tamaulipas…

Sí, voy a Mante, Victoria, Reynosa… Exactamente; no quise hacer la expresión, gracias por hacerla por mí. Ya tengo gente rezando por mí con veladoras y demás.

¿Qué opina de esta situación, usted que ha venido varias veces y conoce todos sus rincones?

Todo mi país me da mucha tristeza; a mí me robaron mi país. Ya no puedo hacer mis giras, no puedo agarrar mi camioneta con gente y decir “Vente, vámonos para…” Yo iba a Matamoros a comprar el vestuario de segunda, así me iba con la señora Sonia Del Villar y ella feliz porque decía “ya tengo mis marchantes” y ahí íbamos. Jaime Garza nos diseñó el vestuario para la Carlota de “Noticias del Imperio”; en fin. Matamoros, yo no puedo ir a Matamoros; dígame usted si no es triste. No puedo ir a ver a mis amigos, porque como ahí Mata-moros, cristianos, judíos y vaya usted a saber qué más, pues entonces ya no se mete uno ahí. No vaya a ser que…

¿Cuál es el principal mensaje que puede dar una figura pública como usted, como una primera actriz?

Siento que están permitiendo demasiadas cosas; que con el miedo de que vayan a decir que somos un país represor, y entonces permite usted todo, pues no. Van de un extremo al otro, permitiendo todo. Estaba leyendo lo de la CNTE en Oaxaca, bueno ya es verdaderamente... ¿Qué es esto? Y no hablo de la CNTE en la Ciudad de México que nos tiene hasta la madre. Y todo esto lo permiten.

¿Qué puede hacer la artista para evitarlo?

Yo hago mi trabajo, mis conferencias para maestros motivacionales, tratando de hacerlos, les doy herramientas para que trabajen mejor, etcétera.  Por otro lado, hago mis espectáculos hermosísimos con lo que usted se lleva algo en su corazón. No puedo hacer otra cosa, sino hacer bien mi trabajo.Si cada uno hiciéramos nada más eso, como dice Fernández de Lizardi, ser patriota no es más que hacer el bien a sus paisanos. Eso es ser un verdadero patriota.

¿Qué le dicen los maestros con los que convive?

Son divinos; que gracias por las cosas que les digo. Mi conferencia es muy movida, muy relacionada con ellos, no es nada más llegar y echar una perorata.

En ellos hubo una baja en su autoestima con la reforma aprobada, además de que se les ha satanizado…

Por un lado les digo que sé perfectamente todo lo que tienen que trabajar, lo difícil que es; pero por el otro, les digo que hay que poner más.

¿El maestro debe ser de vocación?

Sí. Eso de aguantar a 40 horrendos que ni son suyos, si no tiene vocación, ¿cómo aguanta a esa gente, a esos niños, todos los días? ¡Qué horror!

¿Hay alguna temática que conserve en el tintero, por explorar en alguno de sus espectáculos, ya sea drama o comedia?

Le voy a contar: tengo este espectáculo de la madre, pero también tengo “A Mí La Muerte Me Pela Los Dientes”. Usted nada más me dice para qué evento quiere y yo ahorita le organizo el numerito. Tengo también “La Vida Se Lee” que es precioso; también tengo “Dios, ¿Sigues Ahí?” Tengo siete espectáculos diferentes; no, no se me queda nada en el tintero. Cuando se me quede, empezaré.El otro día estaba pensando: “¿Qué podría hacer? Lo que no puedes es hacer más espectáculos, ya párale”. 

¿Cuál es la clave para que un espectáculo tenga éxito?

Que el material sea verdaderamente valioso. Si usted viene del brazo de Neruda, de Borges, de Jaime Sabines, usted viene muy bien acompañada, arropada. Traerá buenos compañeros arriba del escenario, poetas y escritores maravillosos. Y decirlos bonito, bien. Hay que leer bonito.

¿Qué opina de los nuevos actores que no tienen tanto talento, solo belleza?

Todos empezamos siendo jóvenes y no muy expertos. Poco a poco verá que los que sí se quedarán, se quedarán, y cada vez serán mejores actores, y los otros no y pondrán un negocio o vaya usted a saber qué cosa. Esto se decanta solo. Los que se quedan se van convirtiendo en buenos actores, agarran un buen oficio. Hay que esperar tantito, no nada más criticar. Y qué bueno que estén tan guapos, porque en nuestra época ni estaban guapos y eran horrendos, así es que de cualquier manera, por lo menos que tengan una virtud. 

Pero antes el talento sobresalía por encima de la belleza…

No, es muy difícil. Por más que usted tenga talento, lo que no tiene son las herramientas y el oficio cuando usted empieza. Hoy en día están mejor preparados; los obligan a estar en el CEFAC o en el CEA. Como que quieren que uno diga “ay, esos muchachos…” No, todos fuimos jóvenes, verdes, y fuimos mejorando con el tiempo.

Hace mucho que no la vemos en televisión…

Y espérese, porque tampoco me va a ver. Yo que soy pionera de la televisión, con gran tristeza le digo que no quiero hacer televisión. No tengo ganas; luego me llaman, han sido muy gentiles, pero 1.- le llaman a uno al cuarto para las 12. Si usted me llama a mí, ni siquiera le puedo vender una función; de aquí al 31 de mayo no termino de trabajar, hasta sábados y domingos. ¿Y usted quiere que pasado mañana yo vaya a su telenovela? Very sorry. This is not the way. Si usted me llama para dentro de seis meses, como dice el señor Morris Gilbert, abro mi calendario y sé que estreno, a finales de octubre, una obra de teatro con el señor Morris Gilbert. Así sí trabajo. Con esos desórdenes no funciono yo así. El ambiente ya no es bonito, ya no conozco a nadie. El domingo me volteé con una señorita y le digo “Perdone, usted debe ser alguien importante, no sé quién es usted, por eso compro esta revista TV Notas para ver quiénes son, porque ya no conozco a nadie, más que a los de mi generación, qué fea cosa. Esta es la biblia del espectáculo, para irlos conociendo.A mi comadre Norma Lazareno le pregunto “¿Y esta quién es?” Y me responde: “Recuerda, comadre, que es la que anduvo con el futbolista”; “¡Ah, ya me acordé!” Solamente así se acuerda uno de las cosas.

¿Se quedó con ganas de participar en algún proyecto?

Al principio de mi carrera, una se queda con ganas de todo, porque luego llamaban a las otras, pero era mi culpa porque me sentía fea y las otras no. Y yo estaba guapísima, pero me sentía fea. Eso no sirve de nada; si usted se siente feo, está feo, así lo ve la gente. Después empecé a producir precisamente con Aquelarre en el 72, mis obras de teatro y empiezo a hacer mis propias producciones, y ya no me quedo con ganas de nada. Todo lo que quiero hacer, lo hago.

¿Qué le falta por hacer?

Me falta por ganarme el Melate, me urge, es una necesidad imperiosa, porque fíjese que somos 24 miembros en mi casa, de mi familia. Somos 24 perros y yo, así que el veterinario, las vacunas. Acaba de entrar el número 24, anoche todavía dormí con ellos, y la cama ahora sin mis perros, como que no es cama. Sufro sin mi familia perruna.

Ya se habló de nuevos actores; ¿hay nuevos dramaturgos?

Hay gente mucho mejor preparada en todos los sentidos. No los están ocupando, que es lo malo. Hasta para la televisión hay dramaturgos buenísimos.

¿Contratan más autores extranjeros?

Adaptan los mexicanos lo que viene de fuera. Pero hay muchísima creatividad en México.

¿Autores de Tamaulipas que conozca?

Sí conozco; tengo uno muy bonito, hay uno hermoso que digo, “uno va arrastrando sus ruinas por el mundo, hasta que unas manos lo recogen y lo convierten en un monumento”. Esto lo escribió para mí, como quien dice. No recuerdo su nombre, pero es maravilloso. Eso lo digo en otro espectáculo, “La Vida Se Lee”. A todo el mundo le damos su crédito, a los poetas más que a dramaturgos, de quienes conozco a uno que tiene un nombre difícil, estuvo en Cultura, director de teatro…Medardo Treviño. Le dije que era un nombre difícil, no todos los días se levanta uno y bautiza a su hijo llamándole Medardo. Son buenas sus obras, y sigue trabajando.

Como actriz, ¿cuál ha sido su mayor logro?

Lograr sobrevivir; mantenerme a mí, a mi familia, y ahora a mis 24 perros. Poder mantenerme de mi oficio, de mi trabajo, no tener otros ingresos más que de ser actriz.


¿Se siente mexicana?

Sí, y me da mucha tristeza mi país. No entiendo por qué no están reaccionando, por qué el gobierno está dejando y permitiendo. Entiendo que porque no quieren ser represivos; mire usted, qué suerte tienen que no soy la Presidenta.

¿Qué opina de un Cuarón, un Derbez, un Diego Luna que están trascendiendo a nivel mundial?

Son maravillosos, son gente que ha trabajado toda su vida; lo único que usted ve es el resultado de su trabajo. No será por sus caras bonitas, ninguno de esos tres tiene cara bonita. Es por su trabajo, su creatividad, porque han perseverado. A Derbez le costó mucho trabajo entrar al mercado norteamericano; no, no, no. Es un muchacho que ha trabajado, y trabajado, y trabajado. Las críticas ni las escucha uno. Llega un momento en que uno no escucha críticas.


¿Qué opinión le merece que alguien como Cuarón empiece a cuestionar al Presidente en turno?

Hace bien. La gente que tiene peso, supuestamente, que cuestione, que diga y que por favor, esto ya no puede ser. Se queda uno diciendo “¿a qué hora habrá alguien que diga hasta aquí?” Es como los papás permisivos que están haciendo el berrinche, y no, no, no…Ahora resulta que usted ve a alguien rompiendo, y a los que metieron en la cárcel ahora hay que darles hasta una indemnización, porque Derechos Humanos… ¿Y al que rompieron? A ver si estos huevones le dan una indemnización por la ventana que rompieron, las patadas que le dieron, lo que hirieron al policía… No vi que nadie dijera eso. Todo está tergiversado.

¿Qué mensaje le da a la sociedad que luce descompuesta?

Siempre traigo un mensaje de belleza. Todos mis espectáculos, siempre cuando usted sale de aquí, sale con su corazón mejor, incluso para mí misma. Ahorita que entre, saldré purificada al final, cuando salgo soy otra, porque paso por todas esas letras, esos poemas…