Ríos, conductores de aguas negras

Según un diagnóstico de la Semarnat y Conagua no se pueden usar en el abastecimiento de agua potable.
En algunos cauces prevalencen las malas condiciones.
En algunos cauces prevalencen las malas condiciones. (Archivo)

Naucalpan

Cerca de 80 por ciento del agua de la cuenca del río Pánuco es de mala calidad para usarse en el abastecimiento de agua potable, debido a que presenta una mayor problemática ambiental, como consecuencia de una ausencia en el cumplimiento y eficacia de la normatividad para la prevención y control de la contaminación del líquido, que además imposibilita su uso con fines recreativos o en la conservación de flora y fauna. Un diagnóstico realizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), sobre la calidad del agua, advierte que la cuenca del río Pánuco, ubicada en la zona oriente del estado, presenta un alto grado de contaminación, la mayor problemática ambiental y constituye una amenaza y riesgo para la salud de la población.

Si bien el entubamiento de ríos y su utilización para el desagüe de aguas negras buscaba además ser una solución a las inundaciones recurrentes en la entidad mexiquense, esta medida, combinada con la construcción de miles de kilómetros de drenaje, resulta insufi ciente por el crecimiento acelerado de la población en la región.

Específicamente en la zona metropolitana del Valle Cuautitlán-Texcoco, paralelo a la falta de infraestructura para el tratamiento y reuso del agua, ha provocado consecuentemente que ríos tan importantes como el Cuautitlán, de Los Remedios, Tlalnepantla, de La Compañía y Teotihuacán; los emisores oriente y poniente; el drenaje profundo, y las presas de Guadalupe, Zumpango, Concepción y Madín se conviertan en conductores de aguas negras de origen doméstico, industrial y agropecuario.

TE RECOMENDAMOS: Van Cepanaf y Naturalia en apoyo del jaguar

Por su ubicación geográfica en el Altiplano mexicano, el Estado de México es defi nido como cabecera de las principales cuencas hidrográficas del país: del río Pánuco, del Balsas y del Lerma. En el caso de la cuenca del río Pánuco, que comprende la parte oriente del estado, es la que presenta la mayor problemática ambiental, como consecuencia de una ausencia en el cumplimiento y eficacia de la normatividad para la prevención y control de la contaminación del agua, pues 80 por ciento del líquido de esta cuenca es de mala calidad para usarse en el abastecimiento de agua, además de actividades recreativas o en la conservación de fl ora y fauna.

Sobre la Cuenca del río Balsas, el agua es de mejor calidad en la entidad, por ello se utiliza principalmente para abastecimiento de agua potable, riego y generación de energía eléctrica. Cerca de 70 por ciento del agua de esta cuenca es de buena calidad para el abastecimiento de agua potable, para uso recreativo, conservación de flora y fauna, industrial, agrícola y generación de energía, se lee en el documento.

KVS