Río Pesquería es foco de infecciones: vecinos

Manuel Torres Morales, de la Facultad de Ciencias Biológicas, explicó que los metales pesados y compuestos de hidrocarburos son los más dañinos.
El uso directo de este líquido podría ser una de las causas de afectaciones a la salud, dijeron.
El uso directo de este líquido podría ser una de las causas de afectaciones a la salud, dijeron. (Raúl Palacios)

Monterrey

La contaminación del río Pesquería es a juicio de los expertos un foco de enfermedades crónicas y malformaciones genéticas; sin embargo, esta información se ha topado con la indiferencia de las autoridades e incluso de algunos vecinos de la zona.

Los objetos que se vierten en la afluente son tan variados como los posibles padecimientos que pueden ocasionar; basura, desechos de construcción, residuos industriales, entre otros objetos.

En un recorrido realizado por MILENIO Monterrey en la colonia Niños Héroes, de Escobedo, ubicada justo frente a la planta norte de Agua y Drenaje de Monterrey, los vecinos se quejan de inundaciones, problemas en la piel y deformidades en niños pequeños.

El coordinador del departamento de Ecología, en la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Manuel Torres Morales, explicó que no existen estudios actuales que permitan conocer la gravedad del daño a la salud por la contaminación, sin embargo, las personas que utilizan el agua del afluente de manera directa son las primeras en presentar enfermedades.

Leonor Moreno, de la colonia Niños Héroes, es abuela de un pequeño que nació con la mitad de su cerebro, dice desconocer la causa de la enfermedad, pero señala que la constante exposición a la basura y los desechos es definitivamente un problema para la salud.

“Se ve que el agua y todo eso, todo lo que uno respira todo está mal, por ejemplo uno se siente mal del pecho (...) El bebé nació de siete meses, tuvo neumonía, tuvo soplo en el corazón, se le reventó el pulmoncito, llegaron a ponerle la válvula, ahorita por lo pronto está bien ya; tiene convulsiones por el mismo problema porque nada más tiene la mitad del cerebrito”, explicó.

Torres Morales explicó que los contaminantes de cualquier índole, principalmente los metales pesados y compuestos de hidrocarburos, pueden producir enfermedades como cáncer, malformación de embriones y mutaciones genéticas que se heredan de generación en generación.

Estos tres procesos son conocidos como teratogenia, carcinogénica y mutagenia, siendo este último el más peligroso para cualquier especie por su trascendencia en el acervo genético.

“Aquel que no se murió por cáncer va a pasar sus características malas ya dañadas genéticamente a la descendencia y entonces el género humano o las aves o los peces sufren de una mutación y eso es lo más grave en nuestras ciencias biológicas porque es un gen que se va a trasladar. Ya forma parte del acervo genético de la especie. Nuestra evolución se ve afectada por esos daños”, dijo.

El vecino de la misma colonia, José Martínez, explicó que las inundaciones son una preocupación latente para todo el sector debido a que se levantó una construcción en el extremo opuesto que funciona como una barrera para que el agua no pase, por lo que “rebota” hacia su colonia.

“Ese es el problema que tenemos ahorita, que a lo mejor puede llover mucho y como ya le echaron tierra pa’ adentro ya está muy angosto y llega aquí y aquí nos avientan el agua, aquí subió un escalón pa’ arriba de la escalera, aquí adentro, 30, 40 centímetros (de inundación)”, dijo.

Por su parte, Vicente Vázquez atribuyó el problema de la basura a los vecinos, pues aseguró que el servicio de recolección de los desechos realiza su recorrido en tiempo y forma, pero las personas prefieren vaciar desperdicios en el río por la cercanía.