El río Pesquería, no apto para la vida humana, revela estudio

Análisis de la Facultad de Ingeniería Civil establece que el afluente se encuentra contaminado, y en algunos puntos este grado de afectación es severo.
El río Pesquería presenta un alto grado de contaminación.
El río Pesquería presenta un alto grado de contaminación. (Foto: Agustín Martínez)

San Nicolás de los Garza

El río Pesquería continúa contaminando, según un estudio realizado por la Facultad de Ingeniería Civil de la UANL, siendo los límites de Monterrey y Guadalupe los más afectados, pues es donde más basura existe y hay zonas que no son aptas para la vida humana.

“Observamos un río contaminado, hicimos un estudio para poder ver qué contaminado estaba el río y se decidió junto con la Facultad de Biología generar una tesis a nivel de maestría para poder determinar el impacto que se tiene en contaminantes…se observaron que hay zonas en el río que es imposible la vida humana y la vida animal con ese tipo de calidad de organismos”, informó Adrián Leonardo Ferriño Fierro, subdirector de Vinculación de la mencionada institución.

Destacó que existen zonas muy impactadas de contaminantes en los 83 kilómetros del río que abarca algunos municipios zona de la metropolitana y donde existen alrededor de 23 mil viviendas.

“En algunas zonas el río está severamente impactado, pero siempre en sus 83 kilómetros a lo largo de la zona metropolitana tiene algo de impacto; en términos globales, el río tiene un impacto, zonas muy específicas en los límites entre Monterrey y Guadalupe hay grandes tiraderos de basura y eso genera alrededor de 250 mil metros cúbicos de basura dentro del río, ésas son de las zonas más impactadas”, refirió.

Señaló que es por ello que se necesita de la acción de las autoridades municipales, estatales, y de la Conagua, y lo que se requiere es generar obras de protección a las zonas impactadas y de hacer algo en el caso de los asentamientos irregulares.

Ferriño Fierro también destacó que, de llegar un huracán a la ciudad, el Gobierno tendría que desembolsar mínimo ocho mil millones de pesos para reparación de daños, tan sólo en el mencionado río.

“Al día de hoy, una primera propuesta de la Facultad de Economía indica que si hoy un huracán más o menos de la misma intensidad que el huracán ‘Alex’ llegara, el costo por volver a tener el equipamiento urbano que tenemos hoy sobre el cauce del río sería de alrededor de ocho mil millones de pesos, la pregunta sería: ‘¿Qué podríamos hacer hoy con ocho mil millones de pesos?’, pero no sólo la Comisión Nacional del Agua, sino la sociedad en general”, aseguró.

Detalló que dichos recursos se destinarían principalmente en viviendas, porque una vez que pasó el huracán ‘Alex’,  personal de la UANL acudió a las casas para hacer la evaluación de daños y a los ocho mil millones de pesos se le sumarían más recursos para infraestructura de puentes, de agua y drenaje y tuberías de todo tipo.

Ferriño Fierro comentó que si realmente las autoridades involucradas y ciudadanos tomaran medidas en el río Pesquería podría mostrar una mejor cara en un año y medio.

“Esto no es de las ocho a las ocho y cuarto, este estudio que llevamos cinco etapas de seis, tenemos dos años estudiándolo y hasta ahorita vamos entendiendo la dinámica del movimiento del río. Por desgracia, a veces hacer las cosas serias, lleva más tiempo”, platicó.

“Una de las cosas que queremos ver con los municipios es cómo están los planos de Desarrollo Urbano, hay áreas impactadas que hay como casas-habitación, ahí si no se van a mover necesitamos, hacer obras de protección marginal que garanticen que el río vaya por el cauce del río y que no desborde hacia esas casas, pero lo más importante que nosotros queremos ver son las zonas que no están impactadas y qué equipamiento vamos a hacer de la ciudad para que ese equipamiento no genere un impacto negativo”, añadió.

Una situación lleva a la otra y en algunos casos se han presentado hechos graves, como en el primer trimestre del año, cuando cientos de peces murieron debido a la contaminación en el río.

Este martes, funcionarios estatales, municipales y de la UANL tuvieron el curso-taller sobre la delimitación de zonas federales y áreas de amortiguamiento en el río Pesquería, ordenamiento territorial como estrategia para prevenir inundaciones.