En riesgo, los humedales artificiales de El Grullo

Un sistema de tratamiento de bajo costo pretende ser cambiado por una costosa planta de biodiscos
En la cuenca del río Ayuquila se encuentran algunos de los humedales artificiales del municipio
En la cuenca del río Ayuquila se encuentran algunos de los humedales artificiales del municipio (Especial)

Guadalajara

Doce años de consolidación del proyecto de humedales artificiales de El Grullo, el mayor centro urbano de la región Sierra de Amula y segundo de la cuenca del río Ayuquila, están en riesgo por la súbita aparición de una promesa de proyecto de saneamiento de aguas negras con tecnología de biodiscos, donde las cuentas no son claras y hay una fuerte presión sobre los miembros del ayuntamiento para que sea aprobado, fast track, esta semana.

No es una tecnología nueva y en Jalisco existen doce sistemas de este tipo, pero solamente opera uno, en Ixtlahuacán de los Membrillos. La razón: falta de recursos de los municipios para mantenerlo en operación, según datos públicos de la Comisión Estatal del Agua (CEA). No obstante, los promotores del proyecto de El Grullo, aseguran que hay ventajas como el supuesto bajo costo de operación (0.47 pesos por metro cúbico tratado) y la posibilidad de reutilizar el agua tratada. Pero ambas ventajas ya existen en los humedales artificiales cuya inversión fundamental, el terreno, ya se hizo, y no requiere de electricidad, de acuerdo a un análisis entregado a MILENIO JALISCO por el Centro Universitario de la Costa Sur, de la UdeG.

Los humedales artificiales tienen tres funciones que los hacen atractivos: “fijan físicamente los contaminantes en la superficie del suelo y la materia orgánica, utilizan y transforman los elementos por medio de los microorganismos y logran niveles de tratamiento consistentes con un bajo consumo de energía -energía solar- y poco mantenimiento”. Demandan mucho espacio, pero el predio adquirido desde hace un decenio es de 14 hectáreas.

Es fruto de tiempo, dinero y esfuerzo del gobierno de Jalisco, el municipio, la Junta Intermunicipal del Medio Ambiente del Río Ayuquila [Jira] la dirección de la reserva de la biosfera Sierra de Manantlán, El Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, la Universidad de Guadalajara y la gerencia operativa de la Comisión de la Cuenca del Río Ayuquila-Armería, en la búsqueda de “un proyecto viable a corto y largo plazo, que sea fácil de operar y mantener”.

La operación del sistema de tratamiento que se elija el cabildo de El Grullo quedara para la siguiente administración, por lo que se necesita asegurar la viabilidad operativa y económica del mismo, “el humedal tiene un riesgo menor de fallo que los otros sistemas que ya se ha probado tienen altos costos operativos”

Pero además, cuenta con un proyecto ejecutivo actualizado, para un humedal artificial que no genera olores, de bajo costo –“no susceptible a depreciaciones tan aceleradas como los equipos mecánicos y eléctricos”-, amigable con el ambiente -“es un espacio para el establecimiento de fauna silvestre”, no consume electricidad y captura carbono del ambiente lo que mitiga el impacto del cambio climático. “Sus subproductos, plantas y materia orgánica, pueden ser utilizados para la generación de artesanías y/o producción de compostas, lo que podría generar fuentes de empleo locales”, añade.