En riesgo de desaparecer la Universidad Politécnica 

El presupuesto asignado solo cubrirá salarios hasta julio próximo, denuncia representante de docentes.
La institución es una opción de estudio para quienes no ingresan a un centro de la Universidad de Guadalajara.
La institución es una opción de estudio para quienes no ingresan a un centro de la Universidad de Guadalajara. (Especial)

Guadalajara

Por supuesta falta de recursos y malos manejos administrativos, el Gobierno del Estado “está matando una opción de educación tecnológica distinta a la UdeG”, denunció a MILENIO JALISCO el profesor investigador de la Universidad Politécnica de la Zona Metropolitana de Guadalajara (UPZMG), Alejandro Brena Becerril, representante de los docentes ante la junta directiva. 

Pese al incremento en la matrícula, en las carreras ofertadas y a un convenio establecido, el estado, desde hace dos años, no ha cumplido con su compromiso de igualar la aportación federal para la operación de la Universidad Politécnica, señaló el académico al referir que hasta diciembre del 2015 adeudaba 6 millones de pesos. Este año, de los 13 millones 718 mil 93 pesos que le corresponden, se aprobaron únicamente 9 millones 81 mil 301 pesos, es decir, 33.8 por ciento menos de lo acordado. 

En el portal de transparencia del gobierno se estable que la UPZMG “está sectorizada a la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología (SICyT), el presupuesto que recibe se compone de un 50 por ciento de subsidio federal y 50 por ciento de subsidio estatal”.

La preocupación, resaltó Brena Becerril, es que con este resolutivo la federación no estará obligada a aportar los poco más de 13 mdp que le corresponde, sino los 9 mdp que autorizó el estado, por lo que la institución se encontrará en condiciones de insolvencia para subsistir. 

“La razón que dan es que en este año recortaron a la mayoría de las escuelas del nivel superior. El recorte de las otras escuelas fue muy bajo, de uno o 2 mdp, pero a nosotros nos parece injusto que nos recorten casi 5 mdp, teniendo matrícula más alta y estando en crecimiento”, lamentó. 

El 95 por ciento de este presupuesto asignado solo alcanzará para cubrir el pago de salarios hasta julio próximo, mientras que el resto se irá a pagos ordinarios, como agua y luz. ¿Pero qué sucederá después?, cuestionó el investigador al asegurar que ningún profesor querrá trabajar gratis, ya que además desde hace 5 años no perciben un aumento en su salario, ni siquiera el 3 por ciento anual que trabajadores de otras instituciones registran.

“Queremos hablar con la Comisión de Finanzas del Congreso, con la Sepaf (Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas) que designó este presupuesto tan grosero que atenta contra la educación porque la escuela podría cerrar bajo estas condiciones (…) Si el Gobierno Federal se baja y el estado no se compromete a subir más yo creo que por ahí de julio y agosto ya no habría ningún recurso”, detalló. 

Brena Becerril aseguró que ya han enviado cartas de inconformidad al gobernador, Aristóteles Sandoval Díaz, al Congreso y la SICyT, para solicitarles que si no se aumenta el recurso, por lo menos se mantenga en tanto puedan sortear los gastos de la universidad. Jaime Reyes Robles, secretario de Ciencia y Tecnología, afirmó que es el único con el que han tenido contacto, y ello, sucedió en la junta en la que se aprobó el presupuesto en donde dijo, les comentó que no se puede hacer nada y que lo mejor será eliminar carreras y desaparecer el turno vespertino. 

Con el primer mandatario aunque no han tenido contacto, Alejandro Brena menciona estar esperanzado en que pronto los atenderá. De cualquier modo, estudiantes y académicos ya prevén una manifestación pacífica para inicios de abril.

“¿A poco el gobierno prefiere jóvenes en la calle, engrosando las filas de la delincuencia que tenerlos en las aulas? (…) Exigimos al gobierno estatal que cumpla con su obligación, respetando el convenio de coordinación y dando lo que por derecho, trayectoria y matrícula le corresponde a la universidad, restituyendo el presupuesto y pagando su deuda acumulada. El presupuesto de la educación pública no debe reducirse irresponsablemente”, concluyó el investigador. 

Algunos datos

Del 2012 a la fecha, la matrícula de la institución pasó de 700 a mil 300 estudiantes que podrían ver truncados sus estudios en educación pública de nivel superior

Se perderían más de 300 empleos directos e indirectos 

Riesgos paulatinos del bajo recurso:

Reducir el número de profesores de asignatura, no contratar profesores de tiempo completo

Eliminar el turno vespertino de los planteles de Cajititlán y Tlajomulco 

Incrementar el tamaño de los grupos, reduciendo a la par la calidad académica 

Cerrar los planteles educativos, dejando sin la oportunidad de acceder a la educación superior a jóvenes de escasos recursos de los municipios de Ixtlahuacán de los Membrillos, El Salto, Chapala y Tlajomulco de Zúñiga