El riesgo está en “la administración del crecimiento”

De alcanzarse expectativas de inversión, deberán darse debates sobre sustentabilidad, según experto de EGAP.
La ciudad ha crecido a un ritmo por encima de la media nacional.
La ciudad ha crecido a un ritmo por encima de la media nacional. (Carlos Rangel/Archivo)

Monterrey

Ante la gran expectativa que se espera por la apertura en la industria petrolera del país y donde Monterrey desempeñará un papel relevante, la ciudad presenta un alto riesgo de no tener la capacidad para administrar el crecimiento que se avecina.

Amado Villarreal González, profesor titular de la cátedra de investigación en desarrollo regional por el EGAP del Tecnológico de Monterrey, advirtió que la alta concentración de la mancha urbana, los elevados índices de contaminación que presenta la metrópoli son factores que si no se atienden a la brevedad se pueden llegar a multiplicar y hasta triplicar en los próximos años.

Sobre todo, señaló, cuando el boom que se espera requerirá de una gran demanda de bienes y servicios de todo tipo, como vivienda, transporte público, vialidades, entre otros.

De acuerdo al último reporte del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), con datos del 2010, Monterrey y su área metropolitana se ubican en el tercer sitio con la peor tasa de defunciones prematuras atribuibles a la contaminación: 13 decesos por cada 100 mil habitantes.

“Estamos hablando de temáticas de desarrollo urbano, social, hay un gran tema que es el ambiental, un punto pendiente en la agenda del gobierno”.

El especialista en políticas públicas mencionó que más allá de capitalizar la reforma energética, se debe de instrumentas acciones como con la crisis de inseguridad.

Calificó de positivo que el Gobierno de Nuevo León esté tomando la batuta a nivel nacional al crear una subsecretaría de Energía.

“El tema es delicado porque si en los últimos 20 años hemos tenido crecimiento económico muy fuerte y no supimos atender los problemas que arroja actualmente la mancha urbana, si no lo hacemos ahorita en unos años vamos a tener el doble o triple de problemas”.

El estado tiene graves problemas no resueltos que van desde lo financiero hasta sociales; como el alto índice de contaminación y la alta concentración urbana que prende los focos rojos ante lo que pudiera detonarse en un colapso vial si no se atiende y resuelve el problema de vialidad, indica el académico.

“Sin duda, el reto está en el desarrollo metropolitano que se tiene, el elevado monto de endeudamiento, viene un tiempo de boom, pero de mucho reto donde se necesitará mucha capacidad de gobernar. Tenemos también el riesgo de no poder administrar ese crecimiento”, enfatizó Villarreal González.

Nuevo León en los últimos 20 años ha tenido tasas de crecimiento casi del doble a lo registrado a nivel nacional.

Aseguró que Monterrey se puede convertir en una ciudad de primer mundo en poco tiempo, siempre y cuando se administre el crecimiento económico, de lo contrario, se puede convertir en una ciudad problema.