Rezago en mercados propicia su extinción: experta

Liliana Hernández realizó un estudio hace diez años en el que se vislumbra el panorama.

Guadalajara

Los mercados municipales han estado destinados a su extinción debido a que no han progresado y se han quedado rezagados en comparación con las tiendas de autoservicio o los supermercados como Wal-Mart, que al tener un amplio estacionamiento, mejor higiene e incluso las diversas formas de pago, han decaído totalmente, indicó Liliana Hernández Luquín, académica de la Escuela de Negocios del Iteso, experta en Mercadotecnia.

“Hace 10 años realicé un estudio sobre los mercados municipales, tanto desde la oferta como la demanda, y desde hace 10 años que es toda una generación, se veía dos fenómenos que marcaban justo la extinción lenta pero segura de los mercados municipales; por una parte era, que a partir de los 94, 95, ya no había nuevos mercados municipales. Y el otro es que los mercados municipales siguieron con un formato tradicional, el cual no es adecuado, no es conveniente para los cambios de los ritmos actuales: horarios, estacionamiento, manejo de higiene tanto en instalaciones como manejo de producto, formas de pago. Por lo que poco a poco se fueron rezagando”, explicó Liliana Hernández.

MILENIO JALISCO informó el pasado 16 de mayo, que por cada mercado municipal en Guadalajara existen por lo menos seis tiendas de autoservicios como Oxxo. Además, la experta indicó que el abandono  se ha visto en ascenso durante los últimos 10 años; exceptuando el mercado San Juan de Dios, Felipe Ángeles, Mercado de Abastos y Atemajac.

Ante esto, aseguró que al paso de las generaciones, van perdiendo la costumbre del uso de los mercados municipales y se adaptan más el modelo de ir al “supermercado” como lo es Wal-Mart, por las evidentes ventajas que existen en estos últimos, como lo es estacionamiento, áreas seguras y diversas formas de pago, las cuales no son aceptadas en los mercados tradicionales.

“La imagen general en todas las generaciones, es que los mercados públicos son sucios, son informales, no tienen estacionamiento, son inseguros, los horarios son limitados, no hay formas de pago sólo en efectivo; si en tu empresa te pagan con vales de despensa, ahí no te los gastas, están en desventaja. Como están ahorita los mercados municipales, están destinados a desaparecer poco a poco”.

Finalizó que si no hay cambios de fondo, en otros 10 años la mayoría de estos desaparecerán al no transformarse totalmente.