Sufren en la frontera como en "pueblo fantasma"

Comercios y hoteles pronostican la peor temporada en años.

Monterrey

Después de las balaceras del fin de semana, que dejaron como saldo 5 personas muertas, entre ellas una madre de familia, Reynosa se convirtió en un pueblo fantasma, pues los habitantes de la ciudad prefieren quedarse en sus hogares.

Asimismo, estos hechos impactaron en el comercio del centro de la ciudad tamaulipeca.

Por lo mismo, en las ciudades texanas de Mission, McAllen, Pharr y Harlingen, hasta Brownsville y la Isla del Padre, a diferencia de otros años en Semana Mayor, tienen amplia disponibilidad en hoteles, moteles y departamentos.

Empresarios hoteleros informaron que, a raíz de los hechos violentos del pasado fin de semana, se efectuaron muchas cancelaciones de hotel, principalmente las que buscaban ocupar espacios desde hoy hasta el domingo 1 de abril.

Los prestadores de servicios turísticos así como el comercio pronostican una de las peores temporadas en los últimos años.

Reforzarán vigilancia en carreteras hacia Reynosa

La Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas dio a conocer que será reforzado el patrullaje en las carreteras que llevan hacia Reynosa, y tienen como destino los puentes internacionales. Estos operativos reforzarán los ya hechos por la Policía Estatal y la Policía Estatal de Auxilio Carretero.

Además, se colocarán puntos de control: uno en el kilómetro 30 de la carretera Reynosa-Monterrey, y otro en la carretera a San Fernando. Además habrá vigilancia especial en el puente Pharr.