Revocarán concesión de parquímetros en GDL

El ayuntamiento tapatío fincará créditos fiscales por la omisión en cerca de cinco mil licencias con sus respectivas multas y recargos.
La empresa anteriormente había sido señalada por instalar de manera arbitraria los parquímetros; es decir, sin la previa autorización municipal
La empresa anteriormente había sido señalada por instalar de manera arbitraria los parquímetros; es decir, sin la previa autorización municipal (Milenio)

Guadalajara

El tiempo se le agotó a la empresa Metro Meters, concesionaría de parquímetros en Guadalajara. Luego de una auditoría, el ayuntamiento tapatío ha iniciado el proceso de revocación del contrato que celebraron en 2010, fincará un crédito fiscal por poco más de 100 millones de pesos, boletinará a la empresa a nivel nacional y presentará denuncias en su contra por defraudación al patrimonio municipal.

De acuerdo a lo establecido en la concesión, Metro Meters debe entregar el 50 por ciento de la recaudación obtenida en los estacionómetros que tienen instalados en la ciudad; en ese entendido, el ayuntamiento tapatío ha percibido en cinco años alrededor de 40 millones de pesos, cantidad que la Administración municipal considera que no corresponde a las percepciones generadas a través de los 5 mil parquímetros que hay en las calles de Guadalajara.

Por lo anterior, dependencias del ayuntamiento de Guadalajara comenzaron una auditoría encabezada por el regidor Marco Valerio Pérez Gollaz, donde detectaron violaciones a las cláusulas del contrato, algunas de ellas de tal gravedad que no dan oportunidad a negociar con la empresa.

Entre las de mayor gravedad, el municipio encontró una posible defraudación por casi cien millones de pesos, cantidad que estiman dejó de reportar la empresa a las arcas municipales. "Esto genera no solo una causal de revocación (de la licencia), sino también la posibilidad de demandar de manera criminal por la defraudación al erario público", indicó el edil.

Los datos documentados en la auditoría, indican que la empresa ha querido acreditar el pago cabal de las cuotas que le corresponde entregar al municipio, sin embargo la propia auditoría señala que Metro Meters ha sido omisa en el cumplimiento de las declaraciones fiscales a nivel federal.

"Ni siquiera concuerda el tema de las declaraciones en impuesto sobre la renta y materia de IVA en razón del servicio que presta, con lo que declara a este municipio como ingreso total", señaló el funcionario.

Del análisis documental que existe en la Administración, se acredita que hay omisiones en el cumplimiento de las obligaciones de la concesión, "no solo en el rubro económico, también en las obligaciones formales", como contar con la licencia correspondiente para la instalación de cada uno de los parquímetros en operación, así como la licencia de giro para las oficinas centrales de la empresa, motivo por el cual estas últimas fueron clausuradas la tarde de ayer por la dirección de Inspección y Vigilancia.

De acuerdo con el regidor, otra de las obligaciones que incumplen es la implementación de un sistema por el que la dirección de ingresos pudiera tener la información de las multas generadas. "Eso provoca incertidumbre a la Administración sobre la generación y control de multas", infracción que es causal de revocación de la concesión, según el documento firmado en 2011 por la empresa y el entonces alcalde de Guadalajara, Jorge Aristóteles Sandoval.

La concesionaria no ha acreditado la inversión que realizaron para la adquisición e instalación de los estacionómetros, por ello no se puede determinar el 10 por ciento que corresponde a la póliza que deben generar al municipio, tampoco cuentan con un mecanismo que permita tener certeza sobre lo que se recauda en cada parquímetro y, aunque no se han opuesto a la auditoría, las respuestas que ofrecen a los requerimientos municipales han sido ambiguas, explicó Pérez Gollaz.

Anteriormente, la empresa había sido señalada por la colocación de parquímetros sin previa autorización, algo que ha desatado problemas sociales como el registrado en la zona de Santa Tere durante el primer trimestre de 2015, cuando los vecinos se quejaron de la operación de estacionómetros afuera de sus viviendas y una zona del mercado donde nunca se había cobrado por aparcar el vehículo (MILENIO JALISCO 07/042015).

Además del proceso de revocación de la concesión, se enviará información a los 2,517 municipios restantes del país, señalar los incumplimientos de la empresa y boletinarla en el tema de estacionómetros, concluyó el edil.

Claves

Los incumplimientos

• Cubrir el 6% de cargo moratorio por pagar la mensualidad correspondiente con 5 días después de la fecha prevista

• Implementar un equipo de cómputo que permita descargar las infracciones en el momento en que se generen

• Omitir el trámite de licencias correspondientes para oficinas y cada uno de los parquímetros

• Irregularidades en la recaudación