En 30%, revisión por riesgos bajo el centro

La primera etapa de los diagnósticos será en el primer cuadro de Tampico, luego a otros puntos del municipio, dice Juan García, titular de Bomberos; aún no hay un dictamen.
Se monitorean las instalaciones subterráneas de de CFE y Comapa.
Se monitorean las instalaciones subterráneas de de CFE y Comapa. (Yázmin Sánchez)

Tampico

A dos semanas de que se registró la explosión de tres registros de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la zona centro de Tampico, aún no se ha emitido un dictamen sobre las causas, lo que obligó por primera vez a un trabajo multidisciplinario para detectar los riesgos subterráneos en el primer y segundo cuadro de la ciudad, al tratarse del área con mayor afluencia.

El comandante de bomberos, Juan García Hernández, declaró que se registra un avance de 30 por ciento y pretenden concluir la revisión a más tardar en 45 días.

Precisó que en Tampico hay cerca de 85 registros, de los que 32 se ubican en el centro y han supervisado 15.Detalló que  la primera etapa contempla  solo la parte central, posteriormente darán seguimiento en otros puntos del municipio, tanto en registros de CFE como de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa).

“Aún no tienen el causal que haya originado la explosión, sin embargo, es precisamente estos trabajos para garantizar que no vuelvan a suceder, el conjunto multidisciplinario que está organizando la dirección de protección civil, por instrucción del alcalde, es que se esté monitoreando, pausadamente, para evitar que vuelva a suceder una situación de estas”, indicó.

Cabe recordar que las explosiones se presentaron la madrugada del 5 de febrero, un día después se integró el equipo encabezado por la dirección de protección civil y bomberos, obras y servicios públicos, un perito de la Secretaría de Energía, personal de Teléfonos de México, Comapa, CFE y Tractebel GNP.

Esa misma semana el gobierno municipal contrató los servicios de la empresa GEO Estratos, especialista en suelos, para cerciorarse de las causas.Sin embargo, han transcurrido quince días y lo único que se sabe es que un corto circuito ocasionado, probablemente, por una fuga de agua, pudo propiciar la explosión.

En entrevista, García Hernández reveló que han observado agua en algunos registros que no proviene de las redes potabilizadoras, aseguró que se filtra de la laguna, situación en las que ha intervenido Comapa.

“No son líneas de agua potable, algunos lugares que hemos encontrado cantidades de agua en registros, no son propiamente de las redes de agua potable, son filtraciones del vaso lacustre, la humedad de la tierra, lo que proceden hacer es achicar y taponear inmediatamente para sellar y que no vuelva a haber una filtración del manto freático”, explicó.

Sostuvo que previo a la explosión si habían revisado registros de la CFE pero de manera pausada y solo intervenía  la dependencia que tuviera injerencia directa.