Tras reunión con Ayón, aula espejo aún no es una decisión tomada

La maestra Andrea Carolina dijo que el titular de la SEJ le expresó que hasta ahora sólo es una propuesta y que continuarán en pláticas.
Ser primer caso ante la SEJ es una experiencia fuerte para Andrea.
Ser primer caso ante la SEJ es una experiencia fuerte para Andrea. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Andrea Carolina, la maestra transgénero que fue reinstalada en la Secundaria Mixta 4 de la colonia La Estancia, se reunió ayer con el titular de la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ), Francisco Ayón López, en el marco de la manifestación a favor de que se respete su derecho a laborar con su identidad de género. Al término del encuentro, la maestra expresó que el aula espejo no es una decisión tomada y que seguirán las pláticas.

    “Acabamos de hablar con el secretario de Educación, el maestro Francisco Ayón. Él menciona que es una propuesta, todavía no es una decisión hecha, estamos todavía en pláticas para encontrar la mejor solución que podamos darle a esta situación”, dijo.

La maestra Andrea Carolina enfatizó que deberá llegarse a una solución de inclusión, apegada a derecho “de manera que todas las partes podamos construir una nueva sociedad con respeto pleno a los derechos humanos de todas las personas y eso estamos”.

La docente, a quien el propio Ayón se refiere como mujer -en respeto a su identidad de género y tras consultarlo con Conapred y otras autoridades- consideró que el secretario de Educación le parece una persona sensible. No así otras autoridades, como el director de la Secundaria Mixta 4, Ramón Nava, a quien señaló de amenazarlo en la reunión con padres de familia que tuvo lugar el pasado 22 de enero en instalaciones de la SEJ, lo mismo que la señora Angélica, una de las mamás.

 “Me pidieron que dialogáramos. A los diez minutos les dije esto no es un diálogo, ustedes me están acusando y me están pidiendo que acate su deseos, eso es otra cosa. Ya se lo he dicho a las autoridades educativas: si ustedes me pueden obligar jurídicamente háganlo. Yo no tengo que vivir de acuerdo a la moral de ustedes. Yo no tengo que ser heterosexual, ni tengo que tener una familia si no quiero. Tengo derecho a tenerla, pero también tengo derecho a no tenerla si no quiero”, expuso.

No obstante, también les hizo una aclaración: “Sus hijas y sus hijos no están en riesgo, no están en un peligro inminente. No es la primera vez que vengo a la escuela así como soy, no fue (su cambio de género) de la noche a la mañana. No les he faltado al respeto a sus hijas e hijos”.

Andrea Carolina, quien nació como Sergio González Márquez, apuntó que entiende el temor de los papás y mamás a los cuestionamientos de los alumnos, pero comentó que ahora es otra generación donde la apuesta es educar en el respeto a los derechos de todos.

Respondió que a la mayoría de sus alumnos de primer grado sus papás les prohibieron acudir a sus clases. En cambio con los del tercer grado la asistencia es del 90 por ciento y la relación es buena. Con muchos papás también. Con sus colegas maestros, algunos le saludan y tratan bien, otros no le hablan.

La maestra Andrea Carolina admitió que ser el primer caso público en la SEJ de asumirse como mujer de género es una experiencia fuerte. “Hay mucha presión, pero mi convicción es mayor”, sostuvo.