Investigarán abusos de restauranteros en Badeba

Los casos se han repetido los últimos días, una vez que se incrementa jornada a jornada la llegada de turistas extranjeros. 
En el poblado de Bucerías hay otros restaurantes que no ofrecen la playa, pero sí precios más accesibles y sin exigencias en el consumo.
En el poblado de Bucerías hay otros restaurantes que no ofrecen la playa, pero sí precios más accesibles y sin exigencias en el consumo. (Guillermo Gómez)

Bahía de Banderas

Restauranteros de la playa de Bucerías, en Bahía de Banderas, Nayarit, pretenden hacer su “agosto” en diciembre, ya que están condicionando consumos elevados a los comensales, sobre todo cuando se trata de extranjeros.

Los casos se han repetido los últimos días, una vez que se incrementa jornada a jornada la llegada de turistas extranjeros a la región Bahía de Banderas. Casos como el siguiente: una pareja de extranjeros, acompañados de sus dos hijos menores de edad, minutos después de  que tomaron asiento y se les acercó el mesero abandonaron el lugar muy molestos.

La familia, proveniente de Chicago, explicó que el mesero les informó que para darles servicio tenían que consumir cuatro platillos fuertes, cada uno de entre 147 y 187 pesos, además de un mínimo de cuatro bebidas.

También los turistas mexicanos han sido víctimas de ese tipo de maltrato, como una familia de tapatíos a quienes les exigieron un consumo mínimo de mil pesos en alimentos, ante lo cual prefirieron buscar otro sitio para comer.

En el poblado de Bucerías hay otros restaurantes que no ofrecen la playa, pero sí precios más accesibles y sin exigencias en el consumo.

Entrevistada al respecto, Norma Fernández Molina, subsecretaría de Turismo del estado de Nayarit, aseguró que serán investigados los abusos cometidos de parte de los restaurantes en contra del turismo nacional e internacional.

Manifestó que definitivamente es un hecho reprobable, que los propietarios de negocios de alimentos y bebidas de Bahía de Banderas, estén condicionando  el servicio a los comensales extranjeros, cuando deberían demostrar conciencia y tratar bien al turista para que posteriormente regrese al destino.

Dijo que en la misma pueden canalizar las quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor, instancia que se encarga de poner orden en los establecimientos que están abusando de turismo.

“Vamos a poner especial énfasis en ese tipo de irregularidades, porque dan mala imagen al destino turístico, no hemos recibido queja formal, pero la cuestión es que dicha acción es una conducta reprobable, nuestro objetivo es que el turista se vaya con un buen sabor de boca”.