Celebran regios a mamás

Muchas familias optaron por llevarlas a comer a un restaurante; otros prefirieron preparar un banquete en sus propias casas.
Los establecimientos del Mercado Juárez también lucieron abarrotados.
Los establecimientos del Mercado Juárez también lucieron abarrotados. (Raúl Palacios)

Monterrey

Una de las mejores maneras de celebrar a mamá en este Día de las Madres es invitándola a comer o pasear, aprovechando que justamente este año la celebración se dio en domingo. 

Los restaurantes de la ciudad se vieron a su máxima capacidad, algunos desde muy temprana hora, con miles de familias regiomontanas que festejaban a las mamás en su día. Los establecimientos, a su vez, buscaban la manera de celebrar a las madres también, y ofrecían promociones, descuentos y hasta regalos como galletas, pasteles y flores. 

Según estimaciones de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) de Nuevo León, este año se espera una derrama económica de 350 millones de pesos tan sólo en este día, y un incremento de 100 por ciento en afluencia de personas a restaurantes.

El presidente de la cámara, Mario Cantú González, explicó que desde hace unos días la mayoría de los establecimientos reportaba 70 por ciento de lleno de reservaciones adelantadas por clientes precavidos.

La Caldera 1900, ubicada en el sur de Monterrey, esperaba un 100 por ciento de ocupación en su establecimiento a lo largo del día, según detallaron los trabajadores entrevistados; el día sería largo, desde la mañana hasta ya entrada la noche estarían recibiendo a familias y mamás. 

Taqueros, vendedores de barbacoa, comidas corridas, puntos de venta de carnes y supermercados también esperaban incrementar sus ventas de manera importante en este domingo. 

"Pues es domingo, y ya es un día que mucha gente viene a comprar cosas para su carne asada, hoy esperamos más. Como buenos regios, van a celebrar a su mamá con una rica carne asada", explicó José Turrubiates, despachador en una carnicería de Monterrey. Desde muy temprano se armó el "ajetreo", aseguró. 

Los cines, los centros comerciales, las calles del centro de la ciudad y las plazas al aire libre también fueron puntos elegidos por los regios para pasar este día conmemorativo. 

Mientras los vendedores de rosas y demás flores también recibían a cientos de personas que esperaron hasta el último momento para hacerse de un detalle para las jefas del hogar. 

"Empecé a las 7 de la mañana, y como desde hace días estuve vendiendo ya muchos me tenían ubicados. Para cuando llegué, ya había gente preguntando por las flores. Pero no creo quedarme todo el día, sólo un ratito y me voy porque yo también soy mamá y me van a celebrar", comentó Rosario Tamez, quien aprovechó el día y puso su puesto de venta de flores cerca de un panteón para captar clientes que visitaran el lugar a recordar a sus madres fallecidas.