Se resisten mototaxistas a salir de circulación

En Xoxtla operan conductores de otras zonas como Mihuacan, Zoquiapan y Coronango, dice Carlos Velázquez, agente subalterno del MP; la alcaldesa Hermelinda Macoto llama al diálogo
Mototaxis en Cuautlancingo.
Una comisión en el Congreso buscará mediar entre las partes involucradas. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

Choferes y dueños de moto taxis en la zona metropolitana de Puebla se resisten a salir de circulación a casi tres años de aprobarse en el Congreso del Estado el retiro de estas unidades en la entidad. En Xoxtla, Cuautlancingo y, principalmente, Coronango hay decenas de unidades que todavía circulan y donde burlan los operativos.
Rolando Hernández dejó su oficio de albañil hace más de siete años para dedicarse a conducir un moto taxi que compró en 30 mil pesos hace seis años.
Sin embargo hace tres años el Congreso del Estado decidió que el servicio que ofrece era ilegal y que no podía regularizarse. Ahora pide el apoyo de las autoridades para seguir trabajando pues ahora asegura que tiene que esconderse como si fuera delincuente para salir a trabajar.
Señaló que los taxis locales que fueron propuestos en sustitución de los mototaxis, son caros y quienes se afiliaron al programa enfrentan problemas para pagar, además de que ofrecen un servicio más caro que los ciudadanos a veces prefieren no cubrir.
El entrevistado señaló que está dispuesto a defender por la fuerza su patrimonio como se ha hecho en otros zonas en donde incluso han quemado patrullas como ocurrió el martes pasado 25 de marzo en Xotla y el 14 de febrero en la comunidad de Zoquiapan, perteneciente al municipio de Coronango.
Señaló que las autoridades deben dar facilidades a los mototaxistas, pues no están cometiendo un delito: "El gobierno tiene todo el poder, nos quita y no piensa si tenemos que comer en nuestras casas, el quiere que andemos robando, no sé".
En Cuautlancingo, municipio donde él circula con su pequeña unidad, comentó que antes había más de 100 mototaxistas y actualmente el 50 por ciento ha dejado esa actividad.
Agregó que a causa de los operativos han tenido que reducir sus jornadas de trabajo: "Ahorita nomás salimos de a ratos, porque como los operativos están duros nomás salgo unas dos o tres horas".
En un recorrido que hizo Milenio Puebla se constató que hay más unidades circulando en Coronango y en sus juntas auxiliares, y son escasas en Xoxtla.
Al respecto, el agente subalterno del Ministerio Público de Xoxtla, Carlos Velázquez, atribuyó en entrevista que en el municipio operan mototaxistas de otras zonas y son quienes participaron en los hechos violentos del pasado martes, cuando fue quemada una patrulla durante un operativo.
Velázquez dijo: "Muchas de estas personas vienen de Mihuacan, de otras comunidades, Zoquiapan y Coronango y vienen aquí a trabajar de manera ilegal".
Además señaló que anteriores presidentes municipales les permitieron operar, lo que ha generado problemas a la nueva administración.
Los mototaxistas dijeron en entrevistas por separadas que han buscado el diálogo con las autoridades: "Hemos ido ahí a ponerle nuestras cartas sobre la mesa que si quiere que nos regularicemos para que nos deje trabajar a gusto y bien".
Además señalaron que las autoridades están recogiendo las unidades que ellos con sacrificios lograron pagar y que en el momento que llega el operativo de la Secretaría de Transportes pierden su patrimonio.
Una de las zonas que en las que más mototaxis continúan operando es Coronango en donde la alcaldesa, Hermelinda Macoto, dijo que ha buscado el diálogo para que acepten el programa que ofreció la administración estatal:
"Ellos (mototaxistas) están claros que no está en nuestras facultades poder darles una respuesta al tema que ellos buscan, pero sí estamos ciertos para que esta paz se dé y no se den más actos violencia como lo que han pasado lo único que queda es establecer un buen diálogo".
Y aclaró que es el tema de los mototaxis no es de competencia municipal, sino de las autoridades estatales.

Queman patrullas

Los operativos contra el retiro de mototaxis en municipios de la zona metropolitana, en el último mes, dejó un saldo de dos policías calcinadas, sin que haya personas detenidas.
El más reciente caso ocurrió el pasado 25 de marzo cuando operadores de mototaxistas quemaron una patrulla de la Policía Estatal que acompañaba un operativo para el retiro de las unidades en el municipio de Xoxtla. Las autoridades de ese municipio se deslindaron de los hechos.
El operativo estuvo a cargo de la Secretaría de Transportes para el retiro de las unidades, los elementos detuvieron aseguraron tres unidades de mototaxistas, los conductores fueron a la base ubicada para avisar a sus compañeros y que ya había operativo de la dependencia.
El pasado 14 de febrero un saldo preliminar de un policía retenido, ocho más lesionados, una patrulla quemada y dos más retenidas se registraron en la junta auxiliar de San Martín Zoquiapan, perteneciente al municipio de Coronango, luego de un operativo realizado la tarde noche de ese día para decomisar moto taxis, lo que desató la furia de los transportistas y de pobladores de la localidad.
En los últimos tres años se han registrado varios incidentes en municipios por el retiro de estas unidades.
El 14 mayo de 2013 policías y operadores de mototaxis se enfrentaron en Huauchinango durante un operativo de decomiso de unidades.
El mismo día se registró otro enfrentamiento en el municipio de Huejotzingo entre conductores y propietarios de unidades con policías, por lo que fue necesario pedir el apoyo a la policía municipal de San Martín Texmelucan.

“No están reglamentados, pero no son delincuentes”

El presidente de la Comisión de Transporte en el Congreso del Estado, Julián Rendón Tapia, dijo que no está justificado que los moto taxis sigan circulando en Puebla, porque el Poder Legislativo determinó en el pasado que no están reglamentados.
En entrevista dijo que tampoco está justificado que sean tratados como delincuentes, porque son personas que trabajan.
El tema sobre su regulación no va revisarse, porque ya fue discutido en el pasado. Sin embargo, consideró que podría sostener un encuentro con personal de la Secretaría de Transporte y la Contraloría Estatal, para revisar los operativos que se realizan para el retiro de las unidades.
El legislador dijo que los percances ocurridos en el municipio de Xoxtla el pasado martes con la quema de una patrulla ante la inconformidad de los vecinos obedecen a una mala implementación de los operativos por parte de las autoridades correspondientes.
Agregó que se deberá revisar el procedimiento realizado por parte de los elementos de seguridad ya que los habitantes de la demarcación justificaron sus actos con una supuesta agresión policiaca.
Comentó que la Comisión de Transporte determinó la ilegalidad de los moto taxis, por lo que los actos vandálicos por parte de los dueños y operadores de dicho medio de transporte no están justificados.
“Claro que como Comisión entablaremos un diálogo con la Secretaría y con la Contraloría, para saber cómo es que se están llevando a cabo los operativos, para revisar que no se estén violando las garantías de los demás”, explicó el perredista.
Rendón Tapia señaló que se buscará en el Congreso a través de la comisión una solución viable para que los moto taxistas no incurran en otro tipo de actividades (ilícitas), pues a final de cuentas, “son gente que trabaja aunque no está reglamentados pero tampoco son delincuentes”, por lo que habrá que revisar el tema con mayor profundidad.
Como antecedente, el 16 de junio de 2011, en sesión ordinaria los diputados de la Quincuagésima Octava Legislatura aprobaron con 26 votos a favor, 3 votos en contra y 9 abstenciones el Acuerdo  en el cual se exhortó a la delegación Federal en el Estado de Puebla de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a la Secretaría de Transportes del Estado y a los Gobiernos Municipales, para que revisen el cumplimiento del marco legal que regula el servicio público de transporte, y en su caso, prohibir y retirar de circulación a los mototaxis.
Por no contar con la autorización legal y que no cumplen con los lineamientos mínimos necesarios para prestar el servicio de transporte previsto en la Ley de la materia y su reglamento, con el propósito de garantizar las condiciones de seguridad, capacidad y comodidad para los usuarios.

Mil 472 unidades fueron sustituidas por taxis de 46 municipios en el 2012

En el estado de Puebla se puso en marcha un programa de canje denominado 2x1, a través del cual algunos pobladores entregaron dos mototaxis y recibieron un taxi local (servicio de transporte que fue autorizado por el Congreso local).
El 6 de noviembre de 2012 quedó concluido el programa de intercambio 2x1 de taxis locales por parte de la Secretaría de Transportes. En total fueron adquiridas 736 taxis locales.
Los taxis locales son un sistema de transporte público de primer nivel en el estado, con absoluto respeto al estado de derecho, ese fue el argumento con el que fueron autorizados por el Poder Legislativo en el 2011.
Según las cifras de la Secretaría de Transportes en total fueron recibidos 1,472 mototaxis de 46 municipios, los cuales fueron sustituidos por 736 taxis locales.
El programa 2x1, llevado a cabo entre los años 2011 y 2012, consistió en que los propietarios entregaran dos de sus unidades y a cambio recibir el apoyo de 10 mil pesos para el enganche de la unidad “taxi local” y la condonación de 24 mil 700 pesos para los permisos de circulación.
Adicionalmente fueron puestos en marcha los apoyos “bécate” y “autoempléate”, para aquellos mototaxistas estudiaran y aprendieras otros oficios.
Los vehículos fueron adquiridos en programas a cuatro años. Los vehículos se pagan a mensualidades de 2,600 pesos si se trata de un vehículo 2012, o con pagos de 2,800 si se trata de vehículos 2013.
En el 2011, cuando el Poder Legislativo analizaba el retiro de las moto taxis, los entonces diputados encontraron que ex funcionarios de la administración de Mario Marín Torres y ex alcaldes de la zona conurbana cobraban cuotas a los dueños de esas unidades para poder circular de manera ilegal y sin reportar esos recursos a la entonces Secretaría de Comunicaciones y Transportes estatal (SCT).