Buscan rescatar el proyecto para la laguna de Atotonilco

Existe el riesgo de que se pierda el financiamiento
La gestión del proyecto es de cerca de 400 mil pesos
La gestión del proyecto es de cerca de 400 mil pesos (Cortesía)

Guadalajara

Un proyecto cuya inversión apenas se acerca a 400 mil pesos, pero que es la base para detonar la etapa más ambiciosa de la preservación de la laguna de Atotonilco o Villa Corona, como sitio Ramsar - es decir, humedal prioritario internacional según la convención de Naciones Unidas en el tema-, se encuentra en riesgo de quedarse sin financiamiento.

Se trata de la construcción del Centro de educación y turismo ambiental denominado "Espátula Rosada", trabajo impulsado por las organizaciones sociales GeoAlternativa y Puraventura en conjunción con una mayoría de ejidatarios de Villa Corona. La difícil gestión de los dineros se topó en febrero pasado con resistencias internas en el propio núcleo agrario, pero ha llamado la atención de la presidencia municipal, que ha volteado al asunto y espera gestionar ante la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) que los fonos no sean retirados.

"A pesar de haber logrado, después de casi un año de gestión y trabajo, obtener dinero para construir el Centro Espátula Rosada, fue necesario su devolución debido a que en la primera reunión de asamblea después del cambio de administración ejidal [...] algunos actores bloquearon el proceso, esto después de haber votado los 80 ejidatarios asistentes la tercera vez en favor de la realización del proyecto, quedando esta reunión sin conclusión oficial, pero sí truncando la ejecución del mismo", resume Silvana Marisa Ibarra Madrigal, la vicepresidente de GeoAlternativa, y el agente activo de la organización en la zona.

De acuerdo a testimonios recabados por MILENIO JALISCO en la zona, si bien había consenso sobre la aceptación del proyecto, muchos campesinos se mostraban indiferentes a la posibilidad de operarlo, lo cual es parte del compromiso que asumen. "Sí nos interesa la inversión, pero no puedo asegurar que se pueda tener gente para atenderlo siempre", señaló un líder local, escéptico ante la posibilidad de que el centro fuera la base de una empresa social que generara empleos y recursos a la comunidad agraria.

Atotonilco siempre se seca.... Pero en 2015, debido al trabajo previo que se ha hecho por parte de las organizaciones sociales y el propio ejido en este sitio Ramsar, esa historia por primera ocasión en mucho tiempo, quedó atrás. El año completo, incluido el momento más extremo de la sequía, hubo agua en la zona central de la laguna. Es por eso que el centro tiene un fuerte simbolismo como fruto de una lucha comunitaria que no quieren sea oportunidad perdida.