Represa cumple un año contaminada por combustible

Los habitantes piden que sea limpiado el lugar ya que aún huele a petróleo.
El agua presenta un color cobrizo por el daño causado.
El agua presenta un color cobrizo por el daño causado. (Anahy Meza)

Altamira

Hace un año que la represa de Maclovio Herrera huele a gasolina. Sus habitantes tuvieron que cambiar de hábitos, ahora tienen que esperar a que Bomberos les lleve agua en época de sequía, pues el cuerpo de agua, de donde sacaban agua dulce, sigue contaminado.

Los vecinos explican que personal de Pemex controló las tres fugas que se originaron en un ducto cercano, consecuencia de tomas clandestinas, y hasta eso Petróleos Mexicanos mandó personal a dar pláticas a la comunidad, "no hay riesgo de explosión", dijeron.

"Pues nada más eso nos dijeron, porque al principio sí teníamos miedo de que se fuera a generar una explosión, pues era mucho el combustible que brotaba, como un arrollo de pura gasolina", aseguró Juan, uno de los residentes afectados.

Hace un año, los vecinos amenazaron con bloquear la carretera si no se controlaba la fuga, y personas de Pemex llegaron en tres diferentes ocasiones para hacer reparaciones, pues llegaban, arreglaban y al poco tiempo se hacía otra toma y de nuevo generaba escurrimiento.

"Nosotros lo que queremos desde el año pasado es que vengan y limpien, porque ahorita que hace frío, pues huele, pero no tanto, pero en calor viera como huele, y pues la presa ya no se puede utilizar para nada", explicó.