2014 fue el año más caluroso desde 1970

El SMN confirma temperaturas al alza y fenómenos climatológicos extraordinarios en el país, como un excesivo número de frentes fríos.
Una de las recomendaciones es evitar el sol con un paraguas o gorra.
Los informes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) señalan que 2014 es el más cálido de todos los registros. (Especial)

Guadalajara

El Servicio Meteorológico Nacional confirma lo que la percepción de muchos mexicanos notó en el año anterior: acaba de transcurrir el más cálido de los últimos 44, de acuerdo con el informe anual de las condiciones climáticas en México, "tomando como base la media de 1971 a 2000, debido a que la temperatura media fue de 22.1 grados Celsius, lo que representa 1.4 grados Celsius por arriba del promedio histórico", según el organismo dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Los informes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) señalan que 2014 es el más cálido de todos los registros. El organismo internacional "afirma que en el siglo actual, 15 años han sido los más calurosos y que 2010 y 2005 son ejemplos de eso, ya que las temperaturas se elevaron 0.55 y 0.54 grados Celsius, respectivamente. Julio, septiembre y octubre fueron los más cálidos, con valores arriba del promedio. En la vertiente del Pacífico, Baja California, Baja California Sur, Colima, Nayarit, Sinaloa y Sonora, se registró el año más caluroso desde 1971. Durante la mayor parte del año estuvo latente la posibilidad de que se desarrollara el evento de El Niño; sin embargo, la atmósfera no tuvo el comportamiento típico del fenómeno, por lo que se determinó que 2014 fue un año neutral, es decir sin evento de El Niño", añade un comunicado.

Los fenómenos meteorológicos que ocurrieron en septiembre "fueron los que más lluvia aportaron al territorio mexicano. Tal es el caso de la tormenta tropical Dolly, que dejó acumulados de 293 mm en Ciudad Victoria, y de 277 mm en La Encantada, Tamaulipas. El huracán Norbert, que llegó a categoría III y dejó un acumulado de 355.5 mm de lluvia en Cihuatlán, Jalisco, y Odile, que alcanzó la categoría IV y en 48 horas generó 265 mm en San José del Cabo, Baja California Sur, lo que representó 74% de la lluvia anual registrada en esa localidad".

La lluvia máxima anual de 2014 se registró en Sayula, Chiapas, con 4 mil 916.1 mm, seguida por las lluvias de Cuetzalan del Progreso, Puebla, con 4 mil 717.1 mm, y Ocotepec, Chiapas, donde hubo 4 mil 509.1 mm de precipitaciones. En contraste, febrero destacó como el más seco, debido a que se registró 67 por ciento menos lluvia que la media de ese mes, desde 1941.

"En Baja California Sur se registró el cuarto año más húmedo, con 334.7 mm de lluvia, lo que representa aproximadamente el doble de la habitual, resultado de las aportaciones del huracán Odile. Con relación a la canícula o Sequía de Medio Verano, el SMN explica que es parte de la variabilidad del clima en México y consiste en la disminución de lluvia e incremento de la temperatura, principalmente durante julio y agosto, con intensidad y temporalidad diferente en cada región del país".

De tal modo que "en el verano de 2014, la Canícula se mantuvo durante tres meses en el norte de Coahuila, amplias porciones de Nuevo León, Tamaulipas, el norte de Veracruz, Tabasco y Chiapas, pequeñas zonas de Hidalgo, Guerrero, Oaxaca, Campeche, Yucatán y la totalidad de Quintana Roo. Se registró canícula fuerte (mayor a 16%) en el noreste de México, la Península de Yucatán, la región costera que va desde Jalisco hasta Guerrero, y los estados de Colima San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Tabasco, Oaxaca, Chiapas".

Sobre la sequía, menciona que durante 2014, en 5 por ciento del norte de Coahuila se registró sequía excepcional. En enero, Baja California, Sonora y Coahuila tuvieron las mayores afectaciones por sequía, desde moderada hasta severa, y en abril se detectó sequía extrema en áreas de Baja California, Chihuahua y Coahuila.

"Con el inicio de la temporada de lluvias, en mayo, disminuyeron las zonas anormalmente secas en Nuevo León, Tamaulipas y Guanajuato. Sin embargo, debido a las altas temperaturas y escasas lluvias se incrementaron las zonas afectadas con sequía en Baja California, Sonora, Sinaloa y Chihuahua. En una zona de Coahuila surgió la sequía excepcional y desapareció en junio", añade.

En el último trimestre de 2014, las lluvias fueron favorables en gran parte del territorio nacional y al finalizar el año, 3.9% por ciento del país tuvo sequía, lo cual generó que diciembre de 2014 sea el segundo con menor afectación, según los registros del Monitor de Sequía en México, emitido por el SMN.

Sobre las tormentas invernales y los frentes fríos, "apunta que los estados más afectados por descensos de temperatura, aguanieve o nieve en zonas montañosas fueron Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Durango Zacatecas y Tamaulipas". A México ingresaron 63 frentes fríos, es decir once más que la media climatológica de 2000 a 2013. Enero fue el mes con más fenómenos, con diez, seguido de diciembre con nueve y marzo con ocho. En todos los meses del año hubo, al menos, un frente frío.