El reglamento del Degollado permite "show" comercial

La casa productora, por medio de un comunicado, apela a la inclusión escénica, mientras que la Comisión de Cultura pide escudriñar el reglamento.
La secretaria de Cultura, Myriam Vachez, explicó que no será un "stand up" común, será una función en los términos regulares del teatro.
La secretaria de Cultura, Myriam Vachez, explicó que no será un "stand up" común, será una función en los términos regulares del teatro. (Patricia Ramírez)

Guadalajara

La administración del Teatro Degollado, en cuanto a adjudicación por concepto de renta, sigue causando controversia entre la comunidad cultural. Pero para la titular de la Secretaría de Cultura, Myriam Vachez, no hay motivos para modificar la programación que este mes presentará Expuesta, de Sofía Niño, espectáculo de stand up, el cual pese al descontento de usuarios y expertos, es avalado por la secretaria de Cultura, quien basándose en el reglamento del recinto argumenta que éste permite la renta para uso comercial. “Obviamente en el reglamento está la renta para uso comercial, ojo renta para uso comercial. Mientras el reglamento autorice la renta del teatro  con las condiciones que impone el uso del recinto no veo por qué la persona no pueda rentarlo y cuidarlo”, dijo Vachez, afecta al arte de la comedia.

En su opinión, el Degollado ha tenido esa cuota comercial en numerosas ocasiones anteriores y cuestiona “¿por qué la comedia no es cultura? No sé. ¿Por qué una persona que se dedica al teatro y hace monólogo sobre cualquier otro tema sí es cultura? Y una persona que se dedica al teatro y hace monólogo y hace crítica social sobre temas que hacen reír a la gente no es cultura? Pues está muy débil la línea de separación”.

Ante el tema, la diputada Kehila Ku Escalante, presidenta de la Comisión de Cultura en el Congreso del Estado, afirma que valdría la pena revisar más a detalle el reglamento, “ver cuál es la categorización, si no viene explícita pues trabajar en ello para que exista, no sé a lo mejor hasta un consejo curatorial como en el Instituto Cultural Cabañas que determine la calidad de los eventos o la categorización”.

Apuntó que no está de acuerdo en la presentación “de un show así en el Teatro Degollado, en otros espacios podría ser de la propia administración de la Secretaría de Cultura, pero en efecto lo que nos compete por completo es en lo legislativo y se pondrá de lleno a revisar que la legislación y la reglamentación sea acorde y no solo eso, sino ver qué tipo de sanción o alguna otra propuesta que se respete que permita verificar la calidad de estos eventos en este teatro tan representativo que es el Teatro Degollado”.

Por otra parte, la empresa productora Blueprint hizo llegar un comunicado titulado Un llamado a la inclusión en el que invita a que con dicha función “el teatro abra las puertas a su propia comunidad para exponer y reflejar las inquietudes de la sociedad”.

Así también hace referencia a una historia de más de cien años en los que en “otros países, el stand up  se presenta en recintos de prestigio equiparable al Teatro Degollado como el Carnegie Hall en Nueva York”. De ahí que los productores firmantes, Raúl Campos y Jan Suter, respentando la opinión de quiénes no comulgan con sus ideas, precisan este como un “momento ideal para que el Teatro Degollado se sume a la lista de recintos reconocidos por la comunidad internacional, no solo por su valor estético en sí mismo sino por su apertura a la vanguardia”.

Vachez argumentó que la presentación se realizará bajo las condiciones estipuladas por la instancia y que “no será un stand up como se hacen a veces en los bares o cabarets donde hay comida, bebida y todo. No, aquí estarán sentados en su lugar sin consumir bebidas conforme al reglamento del Degollado”.

Función incómoda

El aniversario de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Guadalajara (OSIJUG), no fue del todo un sueño para Gisela Rea, fundadora de la agrupación, quien lamenta deficiencias en el servicio que contrató con la renta del Teatro Degollado el pasado sábado.

La organizadora del concierto Orquestando historias se quejó de que pese a que cubrió el pago de las horas de trabajo, el personal operativo del teatro llegó tarde al montaje, lo cual causó el retraso  del programa. “Todo parecía estar controlado hasta que al secretario de Cultura de Nayarit, acompañado de su esposa e hijos, le fue negada la entrada al teatro, y además recibió un grosero trato por parte de la encargada de la Administración del teatro, que lo llamó ignorante al insistir en querer ingresar a la función con su hijo de cuatro años”, lo cual no está permitido.

Rea hace una llamada de atención, dice que “ningún usuario debería de esperar ese tipo de tratos por parte de la administración del Teatro Degollado”, por lo que pide que se cuente con personal capacitado para resolver situaciones con la sensibilidad adecuada.