No tenía registro el sitio donde mujer murió tras una liposucción

Causa de muerte revela que el deceso fue por una herida producida por agente punzo cortante penetrante de tórax asociada a choque hipovolémico.
La “clínica” está clausurada desde ayer.
La “clínica” está clausurada desde ayer. (Juan Levario)

Guadalajara

La finca número 62 de la calle Delicias, en el fraccionamiento Colonial Tlaquepaque, habilitada como clínica para tratamientos estéticos y donde el pasado lunes falleció una mujer tras someterse a una liposucción, no existe en el padrón de hospitales de la Secretaría de Salud (SSJ).

Al carecer de aviso de funcionamiento (la llamada alta ante la dependencia), el lugar que se anuncia como consultorio y está habilitado en una casa habitación común, trabajaba de forma clandestina como clínica.

“Nosotros en este momento no los tenemos registrados. No tenemos registrado el establecimiento, ni tampoco tenemos el registro del médico que está ahí. Es un caso que ya tomó la Fiscalía. En el momento que nosotros acudimos (el mismo lunes) ya están los sellos que colocó la Fiscalía y el Ayuntamiento de Tlaquepaque y no pudimos entrar”, informó el director de la Regulación Sanitaria de la SSJ, Celso del Ángel Montiel Hernández.

Aclaró que los consultorios no tienen permiso para realizar actos quirúrgicos -como lo es una liposucción-.

“Nosotros hemos sido muy específicos en decir que, por favor, es un tema de conciencia tanto del médico como de la persona que acude a realizarse un procedimiento médico”, dijo.

Montiel afirmó que en el último año, el área a su cargo ha aumentado en 40 por ciento las visitas de verificación a hospitales, consultorios y “clínicas de belleza”, pero es imposible estar 24 horas tras el escritorio de un médico.

“Estamos constantemente solicitando a los médicos, a través de los colegios, que se registren. El problema que aquí se presenta es el médico que realiza un procedimiento en un lugar en que no se tiene que realizar”, por no estar acondicionado para hacer frente a una eventual complicación, detalló el experto.

La muerte de Karla Flores Castillo, de 35 años de  edad, se reportó a la policía municipal de San Pedro Tlaquepaque la mañana del lunes, quien arribó al citado consultorio.

La mujer acudió a que le practicaran una liposucción y de acuerdo al reporte forense dado a conocer este martes, Karla falleció por una herida producida por agente punzo cortante penetrante de tórax asociada a choque hipovolémico. Mientras concluyen los peritajes, el médico Oscar Raúl Macías Parada, de 34 años, presuntamente especialista en Cirugía Reconstructiva, se encuentra a disposición de un agente del Ministerio Público, en espera de que se deslinden responsabilidades. Este médico fue el que al parecer estuvo a cargo de la cirugía de la mujer.