“Regio” pierde la memoria y busca a su familia

Juan Manuel Rodríguez busca a sus familiares ya que desde el mes de agosto que apareció en el estado de México no sabe nada de su pasado.
Juan Manuel Rodríguez Vargas de 29 años de edad, pide ayuda para regresar con su familia
Juan Manuel Rodríguez Vargas de 29 años de edad, pide ayuda para regresar con su familia (Noel Vergara)

Tampico

Un joven originario del estado de Nuevo León pide ayuda, debido a que tuvo pérdida de memoria y lo único que sabe es que se llama Juan Manuel Rodríguez Vargas y tiene 29 años de edad.

Narra que en el mes de agosto despertó en el "siglo XXI" ubicado en el estado de México y los doctores que se encontraban en el lugar lo cuestionaban si sabía dónde se encontraba, su nombre o que le había pasado, lo que Juan Manuel realmente no recordaba.

Un policía que se encontraba en el lugar le explicó lo que había sucedido y le comentó que el motivo de su pérdida de memoria era que fue víctima de una golpiza.

"Los días transcurrieron y fui sometido a diversas pruebas psicológicas y psicométricas, el doctor me dijo que si tenía conocimientos, pero que algún trauma me había provocado la pérdida de la memoria,...es que realmente no sé nada de mí".

Los oficiales le hicieron entrega de las pocas pertenencias que presuntamente portaba antes de que llegara a ese nosocomio de emergencia, en ese momento supo que se llamaba Juan Manuel.

Entre los documentos que le fueron entregados y de acuerdo a su credencial de elector, el joven es originario de San Nicolás de los Garza Nuevo León con domicilio ubicado en la calle Anillo Periférico numero 126 de la colonia Villa de los Puentes.

Juan Manuel asegura que fue víctima de falta de atención de las autoridades capitalinas, pues por medio de la policía fue canalizado a la ADEVI, un departamento de la Procuraduría de Justicia especializado en víctimas de delitos violentos.

Ellos solo lo resguardaron en un motel, ahí le dijeron que pasarían por él pero nunca fueron, cuando se venció el cuarto, Rodríguez Vargas tuvo que salirse, fue él mismo quien comenzó a buscar su origen.

Entre sus pertenencias tenía un papel escrito por su propia mano con una dirección en Acapulco Guerrero, por medio de "avantones" y caminando decenas de kilómetros llegó a esa dirección.

Según el encargado del edificio, el muchacho hablo dos meses con anterioridad para solicitar rentar uno de esos departamentos, solo eso; tampoco esa pista le dio respuestas sobre su identidad.

El joven deambuló por las calles y fue apoyado por traileros, un día fue encontrado caminando por la carretera por Policías Federales división Caminos, los cuales lo regresaron con los agentes de la ADEVI.

Finalmente la encargada volvió a mandarlo a un hotel para después comprarle un boleto de autobús con destino a Nuevo León.

"Un policía y la trabajadora social me llevaron a la central camionera, me dieron 100 pesos y me dijeron que al llegar a Nuevo León le enseñara la credencial de elector al taxista para que me llevara a ese lugar, ahí tenía que preguntar a todos hasta que alguien me conociera",...esa fue la ayuda por parte de las autoridades mexiquenses.

Ahora Juan Manuel pide la ayuda de las autoridades del estado de Tamaulipas y Nuevo León para poder reencontrarse con su familia y saber quién es y cómo fue a dar al estado de México.